A un año, AMLO no tiene oposición, “sin líderes y ni siquiera agenda propia”: Analistas

Mañana marcharán los partidos de oposición al Gobierno de López Obrador, sus demandas más “fuertes” son violencia y “falta de crecimiento”, PAN, PRI, PRD y la famosa sociedad civil pretenden exigir al Presidente de México que arregle en un año, todo lo que ellos descompusieron en más de 30 años de neoliberalismo.

En varios países de latinoamerica, como Chile, Colombia, Bolivia y Ecuador, “los presidentes son asediados por manifestantes, en México hay un mandatario popular que, a un año de su llegada a la Presidencia, es el más fuerte en décadas, afirma un análisis publicado por The Washington Post.

“A un año de asumir el cargo, Andrés Manuel López Obrador es el Presidente más fuerte que México ha tenido en décadas, dice dijo The Washington Post. No sólo establece la agenda del país con sus conferencias de prensa diarias, sino ha reconfigurado el Gobierno con una ajuste drástico del presupuesto y también ha introducido una serie de programas para ayudar a los agricultores, los ancianos y estudiantes, entre otros, establece en un análisis de los primeros 365 días del político tabasqueño al frente de la la Presidencia.”

Mary Beth Sheridan corresponsal del periódico en México, destaca que López Obrador tienen índices de aprobación que superan el 60%, “en un continente donde muchos presidentes apenas y si alcanzan la mitad de ese promedio”.

“En otros lugares, Chile, Colombia, Bolivia y Ecuador, los presidentes son asediados por manifestantes”.

“Pero cuando el líder de México llegó a este pueblo de montaña un viernes reciente, la multitud lo estaba adorando. Los campesinos caminaron por millas para saludarlo. Ángel Roldán Pérez, un agricultor de 62 años con una gorra de béisbol roja, había recibido recientemente una bendición singular: una subvención agrícola de 84 dólares”, dice la periodista estadounidense.

La periodista The Washintong Post entrevistó a Jorge Buendía, destacado encuestador y destacó que López Obrador parece ser un “súper Presidente”, no es sólo por sus habilidades de marketing, también es prácticamente el último hombre de buena reputación en un panorama político transformado por el creciente disgusto de los mexicanos con la corrupción.

Además señaló que en México, no existe una oposición, aseguró que los contrapesos están marchitados.
“Los otros partidos principales del país se han marchitado”, destaca.

Con información de Sin Embargo