La semana pasada se dieron a conocer varias encuestas que ordenó realizar el Instituto Nacional Electoral (INE) y que posteriormente pretendió ocultar, pues los resultados obtenidos resultaron contrarios a la narrativa de eficiencia que pretenden imponer, como parte de la campaña emprendida por Claudio X. González y el consejero presidente de ese instituto, Lorenzo Córdova, para oponerse a la iniciativa de Reforma Electoral propuesta por el Presidente Andrés Manuel López Obrador y que incluye, entre otras cosas, cambiar al INE por lo que ahora sería el Instituto Nacional de Elecciones y Consultas (INEC).

Parte de los resultados que arrojan esas encuestas señalan que más de la mitad de la población apoya la Reforma Electoral, mientras que el 78 por ciento estaría de acuerdo en que magistrados y consejeros fueran electos por medio del voto popular, entre otros interesantes datos.

Pero ahora, el representante de Morena ante el INE, Mario Llergo, difunde los resultados de otro de los sondeos encargados por el INE en el mismo paquete que mide, entre otras cosas, la imagen del consejero presidente del INE, revelando que tan sólo el 14 por ciento de los entrevistados conoce, de forma espontánea, el nombre de Lorenzo Córdova Y que el 40 por ciento no tiene la menor idea de quién dirige el INE.

Ante esto, Llergo cuestiona: “En democracia, cualquier mexicano puede aspirar legítimamente a un encargo público, pero ¿Por qué se mide con recursos públicos?”, pues según el instituto, los sondeos fueron solicitados para “evaluar su estrategia de comunicación social” y no para conocer la percepción que la población tiene del consejero presidente.