La firma de servicios financieros Credit Suisse, dio su “visto bueno” al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) de Santa Lucía y calificó la magna obra como una “gema escondida” y “una sorpresa positiva”.
Esto significa un super espaldarazo internacional a uno de los proyectos prioritarios del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

La firma internacional reconoció que se han llevado una “sorpresa positiva”, luego de visitar las obras. Además, señalaron que no pueden negar los “significativos avances en la construcción logrados en un corto espacio de tiempo, con la que se resolverá la saturación del tráfico aéreo en CDMX”.

A esto se le suma el ahorro de presupuesto, ya que aeropuerto cancelado en Texcoco costaba cuatro veces más.

Cabe destacar que el AIFA tiene un avance del 83% comenzará a operar en marzo de 2022; se crearán 137 mil empleos directos, de los cuales 35 mil siguen activos.

Credit Suisse también enfatizó que uno de los aspectos más importantes es su compromiso con el medio ambiente y la economía verde; se ha cumplido el objetivo de utilizar por lo menos 35% de energías limpias en el desarrollo de las obras y anticiparon que el nuevo aeropuerto ayudará a reducir las emisiones de carbono en más de un 40%, debido a la instalación de paneles solares, así como el consumo de agua y electricidad; la clara orientación hacia las energías verdes mejorará las condiciones de financiación.

“Después de ser testigos del avance de la construcción del AIFA salimos con una sorpresa positiva. Creemos que existe una concepción errónea de estas obras. No podemos negar el notable proyecto del cancelado Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en Texcoco… Sin embargo, tampoco podemos negar el importante avance constructivo que ha logrado el Ejército en tan poco tiempo, y su funcionalidad”.

Con información de La Jornada