El sector turismo en México experimenta una recuperación del 83 por ciento en relación con las cifras alcanzadas en 2019, justo antes de que llegara la pandemia al país, por lo que tan solo el caribe mexicano cerrará el año con el arribo de 12.5 millones de visitantes, esto a pesar de las cancelaciones de vuelos en Estados Unidos y Europa por la nueva variante ómicron del coronavirus.

El encargado de despacho de la Secretaría de Turismo de Quintana Roo, Andrés Aguilar, recordó que la temporada invernal ha sido históricamente una de las mejores en la región del caribe en México, y que este fin de año se espera una ocupación de entre el 80 y el 90 por ciento, con días que superan las 600 operaciones aéreas en el aeropuerto de Cancún.

“Esperamos una temporada de invierno bastante positiva para el destino, del 18 de diciembre al 2 de enero prevemos el arribo de 1.3 millones de visitantes y si para el próximo año, si mantenemos las mismas tendencias en cuanto a la contingencia, los niveles de certificación en protección y prevención sanitaria, y los esquemas de vacunación en población local, no solamente se va a restablecer la actividad respecto a lo que tuvimos en 2019, que fueron un poco más de 16 millones de turistas, sino que, además, se espera un ligero aumento”, detalló.

Y el optimismo es justificado, ya que se cuenta con reservaciones para más de 1.6 millones de asientos de avión y una cantidad similar para los meses de febrero y marzo y durante los primeros quince días de diciembre se alcanzó una ocupación promedio del 80 por ciento de las 43 mil habitaciones de hotel disponibles en la Rivera Maya, lo cual, de acuerdo con Toni Chavez, presidente de la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya, representan una recuperación del 95% comparado con 2019.

“El Caribe mexicano se ha beneficiado de la estrategia del Gobierno de México de aplicar medidas sanitarias y mantener las puertas abiertas en contraste con otros destinos. También se muestra la confianza que la marca Cancún/México se ha ganado con los años”, aseguró Javier Monje, director de ventas de la cadena RIU en el Caribe Mexicano.

“En nuestro caso vemos claramente reflejadas estas cifras en las ocupaciones de nuestros hoteles, con altos porcentajes dentro de lo establecido por el semáforo epidemiológico. Después de lo difícil que fue arrancar en 2020 y lo bien que ha respondido el turismo ante el avance de la pandemia, Cancún se sitúa como una de las ciudades más visitadas tras la pandemiacomo resultado de la colaboración público-privada”, dijo.

Jesús Almaguer Salazar, director comercial de la cadena española Oasis Hoteles & Resorts para la zona del Caribe, se muestra optimista y aseguró que en Cancún y la Riviera Maya el próximo año se espera un incremento importante en la llegada de turistas, esto derivado de los buenos resultados obtenidos hasta el momento y las proyecciones favorables para 2022, ya que como destino se logró generar confianza entre los visitantes por el manejo de la pandemia.

“Hemos captado la mayor parte del turismo norteamericano que ha viajado a la región al Caribe, de Suramérica los mercados importantes como Brasil, Colombia, Chile e incluso Argentina. Si hacemos las cosas bien, tenemos garantizado una muy buena temporada”, señaló.

Por su parte, Roberto Cintrón, presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres indicó que se tiene una previsión de cerca “del 75% de reservas en vuelos para los primeros meses de 2022 que son meses que históricamente el viajero viene por el frío en sus lugares de origen”, por lo que hay que reforzar no sólo las estrategias de promoción y publicidad, sino también lograr que la experiencia de los turistas les haga querer regresar no una sino varias veces.

Sin embargo Cintrón se muestra reservado, pues señala que tienen turismo prestado, “esa es la realidad, porque no ha abierto en su totalidad Europa, porque se prefiere venir a un lugar a dos o tres horas de vuelo contra 6 o 9 horas de vuelo hacia Europa o hacia el centro de Sudamérica donde la situación de seguridad no contribuye mucho y se prefiere venir a México, por lo que tenemos que lograr que esos turistas regresen al menos dos o tres veces más al Caribe mexicano ante la futura publicidad de países como Jamaica, República Dominicana, Cuba y otros europeos que necesitan del gran mercado que es Estados Unidos y Canadá”, aclaró.

Con información de Forbes