¡Tremendo fraude! Las minas para construir NAIM eran ilegales

De acuerdo con una investigación realizada por El Universal, de los 205 bancos pétreos registrados entre 2016 y 2018 en el nororiente del Estado de México, 106 cometieron algún tipo de irregularidad en su operación.

Ahora se sabe que más de la mitad de las minas de tezontle y basalto en los cerros que rodean las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) operaron de forma ilegal durante los años 2016 al 2018.

¿Para qué usarón el tezontle y basalto?

Dichos materiales fueron usados para los cimientos que ayudaban a que la terminal y las pistas, que hoy están abandonadas, no se hundiean debido a la inestabilidad del terreno de lo que era el lago de Texcoco.

26 minas trabajaron sin autorización de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) o de la del Estado de México; 54 explotaron los cerros meses antes de tener permisos y 26 se excedieron de los límites autorizados.

En estas obras se empleó un total de 22 millones 480 mil metros cúbicos de tezontle y 14 millones 196 mil metros cúbicos de basalto. Llevar todo ese material a la zona de construcción supuso un millón 222 mil viajes en camión.

No sólo desgajaron los cerros, con la extracción de los materiales para estabilizar el terreno del NAIM, también acabaron con restos arqueológicos protegidos por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), destrozaron ecosistemas, flora y fauna, y los volvieron desiertos estériles.

Entre los empresarios que explotaron estos cerros hay caciques locales que presumen su amistad con Enrique Peña Nieto, presuntos prestanombres, diversos políticos, sindicatos y hasta un supuesto narcotraficante de Tamaulipas.

Con información de El Siglo de Durango