Luego de que Layda Sansores diera a conocer la presunta traición del diputado morenista José Luis Flores, por supuestos acuerdos con el líder del PRI, Alejandro Moreno.

Morena Campeche anunció su proceso de expulsión por violar el artículo 49 de los Estatutos del Movimiento: “No robar, no mentir, no traicionar”.

El día de ayer, durante la emisión de “Martes del Jaguar” de ayer, la gobernadora de Campeche, Layda Sansores, dio a conocer mensajes de WhatsApp que exhiben la traición del diputado

En el video revelado se muestra cómo el diputado morenista vendía información al líder nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro “Alito” Moreno. Tras darse a conocer estos hechos, el dirigente estatal de Morena en Campeche, Erik Reyes León, señaló que José Luis Flores será expulsado del partido. Y se confirmó que ya se inició el proceso de expulsión por parte de la Comisión de Honor y Justicia de Morena.

La gobernadora de Campeche, Layda Sansores San Román pidió a la dirigencia nacional de Morena tomar acciones en contra del diputado por el primer distrito electoral de Campeche y excoordinador parlamentario de ese partido en el Congreso del Estado, debido a que las acciones de Flores Pacheco no pueden ser consideradas menos que una traición.

“Es una vergüenza, Morena nunca le pidió nada al Gobierno. Y no sé cuánto le dieron, pero ni todo el dinero del mundo le va alcanzar para lavar su vergüenza”, expresó Sansores San Román respecto del legislador federal morenista acusado y exhibido como traidor.

Y es que, en las conversaciones exhibidas, el diputado Flores Pacheco solicita un encuentro con Alito Moreno, concertándose en un restaurante de la Ciudad de México, donde el entonces candidato le solicita apoyos para gorras, playeras, gasolina y demás insumos para su campaña electoral, a lo que el presidente nacional del PRI responde de manera afirmativa. “Sabe usted que somos equipo, un gran abrazo, aquí a la orden”, rubrica el morenista su conversación con Moreno Cárdenas.

Ante esto, Layda Sansores aseguró que le duele mucho la traición, pues fue uno de sus hombres de confianza, estaba en el primer círculo y participaba en las reuniones de planeación durante la campaña.