Tras aprobación de Ley de Hidrocarburos; PAN, PRD, PRI y MC se inconformarán ante SCJN

Con la aplanadora de MORENA y sus aliados, se aprobó la reforma a la Ley de Hidrocarburos, que permite a la autoridad energética suspender e incluso revocar permisos a empresas privadas que incurran en contrabando, robo de gasolina y otros petrolíferos y petroquímicos. Ahora pasa la Ejecutivo federal para su promulgación.

La reforma fue avalada con 65 votos a favor, 47 en contra y seis abstenciones.

Tras la aprobación, los partidos de oposición PAN, PRI, PRD y MC, adelantaron que presentarán una acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte porque, (SCJN), pues a su juicio, se violentan disposiciones de la Carta Magna, al propiciar el monopolio de Petróleos Mexicanos (Pemex) y aplicar un régimen confiscatorio a las empresas dedicadas a la distribución, almacenamiento y comercialización de combustibles.

La priista, Claudia Ruiz Massieu, acusó a los senadores de Morena de “obediencia, ciega, irreflexiva e inflexible” para aprobar esa reforma del presidente Andrés Manuel López Obrador.
Asegura que esta nueva ley, “deja en la indefensión a quienes invirtieron en el sector energético”.

En ese sentido, Ricardo Monreal, dijo a los opositores que nadie debe llamarse a sorprendido, porque desde 2013 los legisladores de Morena dejaron claro que iban por modificar la reforma energética aprobada en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

“¿Es legítima una reforma cuya aprobación es producto del soborno, del cohecho y de la corrupción; es decir, de la compra del voto de legisladores con dinero público-privado, del cual ya hay proceso, ya hay personas sujetas a proceso, sin adelantar vísperas?”

Además, les advirtió que en otras naciones, reformas aprobadas con sobornos, “como éstas, se echan abajo”.

Los artículos más impugnados de la reforma; señala La Jornada, “es el que faculta a la Secretaría de Energía y a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) para suspender los permisos en toda la cadena de distribución, almacenamiento y distribución de hidrocarburos, cuando se prevea un peligro inminente para la seguridad nacional, la seguridad energética o para la economía nacional”.

Julen Rementería, nuevo coordinador del PAN en la cámara, sostuvo que es una reforma expropiatoria porque los permisos que se suspendan no se darán a otras empresas privadas, sino a Pemex, la empresa que más dinero pierde en el mundo.

A lo que el senador Martín Batres respondió el senador panista: “Estamos en polos opuestos con la oposición, porque mientras ellos vienen a defender negocios y marcas, nosotros defendemos los intereses de la nación”. Agregó que “lo que daría vergüenza a los morenistas es “ser una mayoría ciega y traicionera, como la que aprobó el aumento del IVA, el Fobaproa o la privatización de Pemex y la Comisión Federal de Electricidad”.

Batres aclaró que no es una reforma expropiatoria, ya que particulares podrán seguir participando en el sector energético, pero sin robar gasolina ni contrabandear combustibles.

En La Mañanera desde Palacio Nacional, el Presidente López Obrador se dijo contento con la aprobación de la reforma y aclaró que con dicha reforma es para evitar el “descontrol” en los combustibles porque en el gobierno anterior se otorgaron más de mil permisos de importación; sin embargo, aclaró que “se fueron eliminando y deben quedar como 80 permisos”.

“Lo que queremos es que haya más control sobre ingreso de combustibles, por eso va a tener mayor participación Pemex en importación y distribución, de eso trata la Ley de Hidrocarburos para tener más control”.

El mandatario federal afirmó que con la aprobación, se logrará que Pemex tenga mayor participación en importación y distribución de combustibles.

“Esto del contrabando es lo que motivó la reforma a la Ley de Hidrocarburos que ya se aprobó, ya también se va a publicar”, dijo.

Con información de La Jornada y Milenio