Senado avala reformas contra defraudación fiscal, PAN, PRI y MC aseguran que se pondrá en “riesgo” a los empresarios

La Cuarta Transformación también va por los evasores fiscales a través de empresas fantasma, la Comisión de Estudios Legislativos Primera del Senado de la República aprobó las reformas a las leyes contra defraudación fiscal que plantean castigos más severos a empresas fantasma y facturación falsa.

El documentado será remitido a la Mesa Directiva del Senado de la República para que determine cuándo se presenta al pleno y fue aprobado con cinco votos a favor de Morena y de PT, y dos abstenciones del PAN.

Los senadores de Morena expresaron que con esta propuesta se castigará a evasores fiscales y se prevendrá de lavado de dinero a través de empresas fantasmas.

La Comisión de Estudios Legislativos Primera del Senado de la República aprobó las reformas a diversas leyes contra defraudación fiscal, que plantean castigos más severos a empresas fantasma y la facturación falsa.

Con cinco votos a favor de Morena y del PT y dos abstenciones del Partido Acción Nacional (PAN) se avaló este dictamen que propone adicionar y derogar diversas disposiciones de las leyes federales Contra la Delincuencia Organizada y de Seguridad Nacional, así como de los códigos Nacional de Procedimientos Penales, Fiscal de la Federación y Penal Federal.

El documento señala que se consideran delitos que ameritan prisión preventiva oficiosa las empresas fantasma y las facturas falsas, considerando que éste sea por contrabando y su equiparable.

“Mientras que el bloque opositor integrado por el PAN, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Movimiento Ciudadano y de la Revolución Democrática (PRD) insisten en que se tiene que cambiar la redacción y no equiparar estos delitos contra la seguridad nacional, pues se pone en riesgo al contribuyente y se crea miedo en los inversionistas”.

Kenia López Rabadán del PAN advirtió que esta reforma pondrá en riesgo a decenas de miles de empresarios, que podrían ser llevados a la cárcel sin comprobarse su culpabilidad.

También se indicia que se impone sanción de cinco hasta ocho años de prisión al que por expida, enajene, compra o adquiera comprobantes fiscales que amparen operaciones inexistentes, falsas, o actos jurídicos simulados.

Por otro lado, cuando el delito sea cometido por un servidor público en ejercicio de sus funciones, será destituido del empleo e inhabilitado de uno a 10 años para desempeñar cargo o comisión públicos.

Dato importante: “Tan solo en el año 2016 la tasa de evasión fiscal en México representó 2.6 por ciento del PIB, lo que significó que el gobierno no recaudó alrededor de 510 mil millones de pesos, señala una investigación elaborada por la Dirección General de Análisis Legislativo del Instituto Belisario Domínguez” Fuente: Boletín de la Cámara de Senadores (IBD).
Con información de MVS Noticias.

error: Content is protected !!