“Se está atendiendo a gaseros inconformes y no habrá desabasto”: AMLO

Luego de que ayer se manifestaran de manera violenta algunos distribuidores de gas en la Ciudad de México, provenientes de la zona conurbada de esta capital, quienes protestaban por “el bajo margen” que obtienen de ganancia por la venta del combustible, el Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no hay riesgo de desabasto y que los inconformes están siendo atendidos.

“No creo que pase a mayores, ya se les está atendiendo. Ya se tiene establecido el mecanismo del Gas Bienestar y lo podemos ampliar. No hay riesgo de desabasto”, dijo.

El mandatario recordó, durante la conferencia mañanera, que su gobierno ha implementado dos estrategias para reordenar el mercado de la distribución de gas liquido de petróleo, cuyos precios se estaban elevando injustificadamente, para lo que se decidió establecer un precio máximo de venta del combustible y se creó la empres Gas Bienestar.

El Jefe del Ejecutivo explicó de nuevo que, contrario al caso de las gasolinas o la energía eléctrica, donde el Estado tiene la facultad y los mecanismos necesarios para garantizar precios justos, en el mercado de la distribución del gas no ocurría lo mismo.

“En el gas no podíamos, por eso se fue para arriba, porque cinco grandes empresas controlaban toda la distribución, (lo controlan todavía), sí”, dijo.

Sin embargo, López Obrador ofreció que los distribuidores se pueden integrar a Gas Bienestar, que pretende acaparar el 51% del mercado, “porque no había contrapeso”.

El Presidente destacó que “tenemos testimonios extraordinarios” sobre la implementación del Gas Bienestar en Iztapalapa, donde reportan que los tanques de 20 y 30 kilos les duran más a las familias, pues se venden con el peso correcto y a un precio razonable

“Entonces la gente quiere más, ya tenemos ese mecanismo para atender. Hay protestas porque había la mala costumbre de extorsionar a la gente, en general. Estamos enfrentado la corrupción de arriba para abajo”, comentó.