Romero Deschamps se lleva en camiones muebles y archivos del sindicato, alertan petroleros

Foto: Libertad bajo palabra
Trabajadores de PEMEX desconocen el paradero del líder petrolero Carlos Romero Deschamps, lo que sí han visto y están alertando son camiones de mudanza que se llevan muebles y cajas con archivos de la sede nacional del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), ubicada en la calle Zaragoza 15, en la colonia Buenavista.

Oscar Solórzano, uno de los fundadores de sindicato alterno, Petromex también señaló que esperan que no estén escondiendo pruebas de los fraudes que han cometido en contra de los trabajadores en los últimos 30 años.

Cabe señalar que Deschamps se ha reelegido varias veces de manera ilegal y acumula denuncias penales ante la Fiscalía General por presunto enriquecimiento ilícito y participación en el robo de combustibles.

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) ordenó al STPRM publicar información sobre contratos y uso de recursos, teniendo como fecha límite el 6 de marzo, sin embargo no lo publicó.

Descartan que este lunes acompañe al Presidente López Obrador en el 81 aniversario de la Expropiación Petrolera en Tula, Hidalgo, como se acostumbraba cada año con los gobiernos anteriores.

De acuerdo con Solórzano de Petromex “Este gobierno ha sido muy claro: ningún sindicato, incluyéndonos a nosotros, será preferido por el Gobierno. Son nuevos tiempos”.

Trabajadores expresaron su sentir acerca de los camiones de mudanza, como Laura González petrolera de la sección 45 en la Ciudad de México, quien comentó que como saben que ya se van y que se terminó para Romero Deschamps, que sabe de sus demandas y que es el huachicolero mayor.

Y agregó que otros trabajadores dicen que está en su oficina y que va dos veces por semana, martes y viernes, que entra por un lugar especial. Sin embargo, ella cree que ya se fue.

Raúl Romero, petrolero jubilado de la sección 34 de la capital del país, agregó que le han comentado que no ha ido a la oficina en las últimas dos semanas.

Por otro lado, los trabajadores celebran que el actual presidente de México les prometa libertad sindical para que destituyan a Romero Deschamps a través del voto libre y secreto.

La semana pasada, López Obrador dijo en su tradicional conferencia que su gobierno respetará la autonomía de los sindicatos, no impondrá dirigentes y no tendrá sindicatos predilectos. También hizo referencia a que haya transparencia en las cuotas que manejan y lo aclaren.

El Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana envió una carta al presidente, al día siguiente del anterior pronunciamiento del presidente, firmada por Deschamps y los secretarios regionales de las 36 secciones en el país. En la cual aclara que nunca han sido administradores de PEMEX, solo trabajadores, aclarando que las pasadas elecciones en octubre estuvieron sujetas a la Constitución y a la Ley de Trabajo. Aplaudiendo finalmente la cuarta transformación.

Ante las denuncias que lo persiguen señaló para El Sol de México que no tenía miedo, “no soy el diablo”, y le pidió al reportero dejarlo en paz. Días antes un juez había rechazado su solicitud de amparo para ser detenido.

Ante diversas denuncias desde 2004, el Ministerio Público dejó arrumbados documentos con pruebas, esto durante los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Los trabajadores no dudan que sus 36 secretarios tengan complicidad con el líder sindical, ya que han sido señalados por acoso sexual, venta de plazas y extorsión a cambio de poder laborar en plataformas. Agregan que entre todos se cubren y que es como una red mafiosa.

Finalmente comentan que los delegados sindicales los están convocando a firmar listas y reafirmar su afiliación, ya que les dijeron que independientemente de lo que pase el 18 de marzo tienen que seguir siendo “leales” a Romero Deschamps.

Con información de Sin Embargo.

error: Content is protected !!