PROFECO analizó ahora las marcas de jamón: Algunas utilizan huesos o almidones

En la última edición de la Revista del Consumidor publicada por la Profeco, se realizó ahora un estudio sobre los tipos de jamón.

En la revista del mes de octubre, la Profeco reportó que algunas marcas de jamón disponibles en el mercado mexicano utilizan: huesos e ingredientes no cárnicos como soya, almidones o féculas de papa, maíz y chícharo.

Incluso, algunas marcas distribuyen jamón que no cumple con la norma vigente, por lo que se pueden considerar como ‘alimentos engañosos’:

Las marcas analizadas fueron: Galy, Lala Plenia, Sparta Cocida, Parma Campestre, Parma Sabori, Cuadritos y San Rafael.
Las conclusiones:

  • El jamón de cerdo y pavo de la marca Galy incumple el porcentaje mínimo de cerdo (menos del 55%).
  • El jamón Virginia de pavo de la marca Lala Plenia no indica en el etiquetado el porcentaje de proteína de soya adicionada.
  • El jamón de pavo y cerdo de la marca Sparta Cocida no debería usar la denominación jamón ya que contiene pollo no declarado en los ingredientes.
    El jamón de pierna de Parma Campestre contiene fécula.
  • El jamón Virginia de pavo de la marca Cuadritos no cumple con el porcentaje de proteína libre de grasa.
  • El jamón Virginia de pavo de Parma Sabori no cumple con el 25% de reducción de sodio.
  • Y el jamón Real Pierna de San Rafael contiene almidón.

    Hasta este momento, la Profeco no ha informado si -a como hicieron con los quesos- se suspenderá la venta de este tipo de jamones.

El estudio de la Profeco analizó 44 marcas de las diferentes clasificaciones comerciales y determinó su calidad sanitaria de acuerdo a las normas NOM-213-SSA1-2018 y NOM-158-SCFI-2003.

Con información de Reporte ÍndigoMetaPolítica