El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró esta mañana, durante su encuentro con los medios, que la oposición ya está desesperada y por eso acuden a la Organización de los Estados Americanos (OEA) para denunciar una supuesta intromisión del crimen organizado en las elecciones del pasado 6 de junio.

El mandatario dijo que, si bien todo el mundo tiene derecho a presentar quejas en el extranjero, esas acusaciones son acciones desesperadas ante los malos resultados obtenidos por la alianza “Va Por México”, integrada por los partidos Revolucionario Institucional, Acción Nacional y de la Revolución Democrática.

AMLO señaló que incluso la propia OEA emitió una opinión favorable sobre las elecciones intermedias, pues sus observadores internacionales no encontraron irregularidades o delitos que denunciar.

“Es que la OEA ya emitió una certificación, si se le puede llamar así, sobre las elecciones, sólo que cambie, ya emitió una opinión sobre las elecciones de México y no hubo para la OEA ninguna violación grave, entonces si cambia pues ya veríamos”, señaló.

“Los entiendo, están muy desesperados, porque se unieron todos y pensaron que con dinero, que con el apoyo de los medios de información, incluso con el dinero que reciben de la Embajada de Estados Unidos, iban a arrasar en la pasada elecciones, nada más que el pueblo de México es mucha pieza y ya no son los tiempos de antes”, agregó el primer mandatario.

Y es que, debido a que el bloque opositor no logró la mayoría en el congreso, como lo pretendía para desde ahí impulsar la revocación de mandato en su intento por “sacar a Obrador”, que fue su consigna de campaña, ahora decidieron no aprobar las leyes secundarias para la revocación de mandato, pues vio que el pueblo respalda el movimiento de transformación.

El Ejecutivo Federal señaló que, mientras las denuncias y manifestaciones de la oposición sean de manera pacífica, no tiene nada que reclamarles, pues eso demuestra que en México se lleva a cabo una transformación en las formas de proceder en la política.

“Y ellos están contribuyendo con su proceder, tienen todo el derecho y es legítimo que nos critiquen, que acudan a mecanismos internacionales, siempre y cuando se actúe de manera pacífica, porque es por el bien del país”, dijo.

“La democracia es así en todos lados, nada más que tiene que haber debate, tiene que argumentarse, tiene que convencerse, tiene que persuadirse, no se puede mentir, no se puede ser tendencioso, no se puede tener el control de los medios de comunicación”, finalizó.