Debido a la mala, muy mala planeación en el suministro de agua. Y ante la urgencia del gobernador Samuel García de llevar agua a la capital de Nuevo León.

Habitantes de diversas comunidades rurales como Allende y Montemorelos incendiaron tubería PVC perteneciente a los Servicios de Agua y Drenaje (SAD) de Monterrey para evitar que se lleven el vital líquido y así abastecer de agua a los habitantes de la zona metropolitana de la capital del estado.

De acuerdo con datos de Protección Civil Estatal se informó que el siniestro lo causaron, durante la madrugada de ayer, los pobladores que viven cerca del río. Se señala que ya habían mostrado su inconformidad por la intención de extraer agua de dicho cauce.

La molestia surgió tras el anuncio del gobernador Samuel García quien dijo se sacarían 500 litros de agua por segundo del río Ramos, localizado en esa región citrícola a fin de abastecer por otros medios a la zona metropolitana de Monterrey, pues una de sus principales fuentes de suministro es la presa Cerro Prieto, ubicada en el municipio de Linares, la cual está a punto de secarse.

El medio nacional La Jornada detalló que la tubería incendiada estaba colocada a un lado de la carretera al Fraile en los límites de Allende y Montemorelos, en la interconexión que hace el río Ramos entre ambas demarcaciones.

Apenas el viernes pasado, los habitantes de las comunidades Paso Hondo, el Fraile, Terreros y el Porvenir exigieron al personal del organismo estatal que retiraran los tubos pues no iban a permitir que se llevaran el agua, porque en esa región también escasea el líquido.

En respuesta a los ciudadanos inconformes, los trabajadores de los SAD les mencionaron que no era para extraer agua sino por la construcción de una obra vial en esa zona. Los lugareños retiraron el bloqueo luego del diálogo con las autoridades de agua locales, sin embargo durante las primeras horas de ayer los tubos fueron incendiados.


Con información de La Jornada y Vanguardia

Advertisement