PAN teme que la nueva titular de CNDH investigue terrorismo de Estado en sexenios anteriores

Finalmente, Rosario Piedra tomó protesta como la nueva titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, el día de ayer.
Entre jalones, gritos y empujones, el Partido Acción Nacional hizo un show para evitar que Rosario tomara posesión del nuevo cargo

¿Pero por qué tanta insistencia de Acción Nacional para que Rosario Piedra desistiera del cargo?
Recordemos que unos días antes, integrantes del Senado blanquiazul, aseguró que había fraude, es más sacaron un video en sus redes sociales, donde supuestamente Ricardo Monreal, Coordinador de Morena en la Cámara alta, había votado dos veces.
Ante el desmentido de los propios panistas, se armó otro escándalo, cuando Marko Cortés acusó a Monreal de “espiarlo”, esto a raíz que el senador morenista destapó capturas de pantalla en donde el presidente panista pedía a sus senadores “hacer un desmadre”.

Ante todo este escándalo que ha realizado el Partido Acción Nacional, Rosario Piedra Ibarra cree que el rechazo del Partido Acción Nacional (PAN) a su dirigencia en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), se debe a que “hay un temor de que realmente se empiece a investigar todo lo que ha sucedido en los sexenios anteriores y donde la CNDH ha sido omisa, negligente y burocrática, que se ha dedicado nada más a servir al gobierno en turno”.

La nueva titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos asegura que, como integrante de comité Eureka y hermana de un desaparecido en abril de 1975, durante el sexenio de Luis Echeverría Álvarez, ha estado pidiendo desde entonces que se investigue qué pasó con los desaparecidos y cree que “esa investigación servirá a la vez para ir desentrañando cómo opera el sistema, o cómo opero en aquel tiempo, todo el sistema represivo mexicano”.

Por lo tanto, el temor del PAN es se dé a conocer que el Estado mexicano, ejerció “un terrorismo de Estado hacia la población y que en aquella época, conocida como la guerra sucia, estaba muy claro quiénes los secuestraban, quiénes se los llevaban a prisiones clandestinas; cómo todas las fuerzas del Estado eran puestas a su servicio, como los campos militares, las bases navales, el Ejército, la Marina y además las policías anticonstitucionales que existieron durante todo ese tiempo”.

“Pensamos que esto iba a desaparecer pero vemos que se modifica ese terrorismo de Estado en el sexenio de Felipe Calderón, donde se empieza a ejercer indiscriminadamente contra la población civil y con el pretexto de la guerra contra el narco, creo que todavía no se ha logrado desarticular cómo funcionaba”.

Además rechazó que vaya a obedecer a lo que diga el presidente Andrés Manuel López Obrador. “Se les olvida que nuestra lucha no ha parado, incluso en este año que lleva de gobierno el presidente Andrés Manuel, hemos estado exigiendo la creación de una comisión de la verdad y no hemos encontrado una respuesta”.

La nueva presidenta de la CNDH aseguró que intentará ayudar a todas las ciudadanas y ciudadanos de este país cuyos derechos han sido conculcados, y que ellos mismos dicen que nunca encontraron una respuesta efectiva a sus reclamos de justicia en la institución.

Con información de Julio Astillero