OCDE eleva 5% pronóstico de crecimiento de México en 2021

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) prevé que la economía mexicana tenga un crecimiento de 5 por ciento debido a un aumento en las exportaciones de manufacturas y beneficiándose de la recuperación de Estados Unidos.

El organismo, de ideología profundamente neoliberal, dirigido por José Ángel Gurría presentó el “OCDE Economic Outlook”, donde informó que la situación económica de México, en el cual considera que la economía de nuestro país se encuentra “en dos velocidades”, por un lado impulsada por la demanda externa por la exportación de manufacturas, y por el otro, un menor dinamismo en el consumo interno e inversión, consecuencia de las medidas necesarias para la mitigación de los efectos de la pandemia.

“En la primera mitad del año, se estima que el crecimiento se deba principalmente a las exportaciones. En la segunda mitad del 2021 y en (el) 2022, con una mayor participación de la población vacunada y la mejora gradual del mercado laboral, el consumo interno también se fortalecerá y se convertirá en un motor clave de crecimiento”, sugiere el documento.

En marzo, la OCDE, en el documento “Interim Economic Report”, estimó que México podría crecer hasta 4.5% este año y 3.6% en el 2022; sin embargo, estos pronósticos han sido modificados por el organismo y ahora prevé que el crecimiento en el 2021 sea de hasta 5% y de 3.2% para el siguiente año.

El mencionado documento desestima otros indicadores, como la alta captación de Inversión Extranjera Directa (IED), la mejora en los niveles de riesgo país o la mejor calificación crediticia otorgada a México, los cuales muestran gran confianza en el crecimiento económico interno, mientras la OCDE solamente atribuye el crecimiento a las exportaciones incentivadas por la recuperación económica norteamericana.

“Las exportaciones de manufacturas respaldarán el crecimiento beneficiándose de la fuerte recuperación y el apoyo de las políticas en Estados Unidos”, explica el documento redactado por la OCDE.

A pesar de que México ocupa el séptimo lugar como captador de IED, el organismo dirigido por Gurría insiste en que falta reforzar la inversión privada, sugiriendo regresar al esquema neoliberal de reducir la carga regulatoria como método para lograr un mayor dinamismo económico.

Haciendo eco de las propuestas opositoras a la actual administración, el organismo pretende utilizar su influencia internacional para presionar el regreso a esquemas caducos y de probada incapacidad, al proponer que “acelerar la campaña de vacunación es fundamental para revitalizar la recuperación. Un mayor apoyo a los ingresos y la formación ayudaría a los trabajadores más afectados, tanto en el sector informal como en el formal. Ampliar el acceso al cuidado infantil (guarderías, estancias infantiles) facilitaría la participación femenina en la fuerza laboral”.

Con información de El Economista