Ante un nuevo recorte al Instituto Nacional Electoral (INE), el Secretario General del organismo, Edmundo Jacobo Molina, aseguró que esto podría ocasionar una parálisis operativa.

“Definitivamente no (el INE no aguantará otro recorte). Obviamente ya son ajustes muy importantes, en este caso lo que ya se aprobó afecta la virtualidad de una consulta popular y otras acciones operativas. Un recorte como el que se menciona definitivamente podría llevar a la parálisis de la operación institucional”, señaló en entrevista, relató La Jornada.

Por lo que adelantó que ante este nuevo recorte presupuestario para 2023, el INE volverá a acudir a la Suprema Corte de Justicia para manifestar su inconformidad y también para subrayar que la Cámara de Diputados incumplió la indicación de sustentar y motivar la merma al presupuesto del organismo para 2022.

Señaló además, que ya llegó al instituto una nueva consulta popular, aunque no precisó en este momento quiénes son los promotores ni el tema que persiguen; solo dijo que llegaron “unas cajas” con firmas.

De acuerdo con datos de La Jornada, el INE solicitó a la Cámara de Diputados un presupuesto de 14 mil millones de pesos y un extra de 4 mil millones para consultas populares, mientras en San Lázaro se analiza la Reforma Electoral y un plan B para leyes secundarias, en caso de no lograr la mayoría, el cual consiste en reducir la estructura y presupuesto del Instituto Nacional Electoral.

Al final, en el Presupuesto de Egresos de la Federación quedó con un recorte de 6 mil 437 millones a organismos autónomos, de los que 4 mil 475 millones será aplicado al INE.

Sin embargo, la bancada de Morena en el Congreso propone un ajuste de la estructura operativa del Instituto, por ejemplo reducir pago por renta de inmuebles, para bajar el gasto general.

Con información de La Jornada.

Advertisement