SinLineaMX - Live

La actividad económica de México se va recuperando, después del descalabro mundial sufrido durante 2 años de pandemia y la complicación posterior a esta, representada por el conflicto bélico entre la OTAN y Rusia que se desarrolla en territorio de Ucrania.

Estos dos factores desequilibraron y fracturaron las cadenas de producción y suministro en todo el planeta, provocando un alza significativa en las tasas de inflación de todos los países, derivada de la escasez de productos y servicios en los mercados internacionales y locales.

En este escenario las economías de los países más desarrollados de la tierra, integrantes del G7 y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) han sufrido durante el primer trimestre de 2022 y muchos de ellos han tenido un crecimiento económico negativo.

Sin embargo, México ha tomado medidas oportunas y acertadas que le permiten a su economía mantenerse estable, logrando incluso un crecimiento del Producto Interno Bruto muy superior al de la mayoría de estos países con una tasa de inflación inferior al promedio de la que se registra en Europa y de la que sufren los Estados Unidos.

Así durante estos 3 primeros meses de 2022, por ejemplo, el promedio de crecimiento del PIB en los 38 países miembros de la OCDE fue de 0.1%, mientras el de los 7 países más desarrollados del mundo, miembros del G7 fue de -0.1%; Francia observó un crecimiento negativo de -0.05%, en Italia fue de -0.16%, en Japón fue de -0.25% y en los Estados Unidos lo fue de -.36%, mientras México creció +1.0% en el mismo periodo, superando las expectativas que se habían generado en relación con este indicador.

Cabe señalar que las proyecciones de crecimiento de la economía mexicana para el 2022, difundidas por las instituciones internacionales financieras, comerciales y calificadoras de riesgo crediticio es de 1.8%, la expectativa de la Secretaría de Hacienda establece un crecimiento mínimo de 2.5% para este año, con una probabilidad aceptable de que sea superior.

Así es que, contra todos los deseos y pronósticos emocionales de la derecha mexicana, el desempeño de la economía de México, derivado de una administración sensata y eficiente, es sustancialmente mejor que el de los países desarrollados del planeta.