El presidente Andrés Manuel López Obrador se burló de las campañas en redes sociales sobre su estado de salud y aseguró, en tono irónico, que le gustaría ir al infierno sólo para ver cuántos “santurrones” e hipócritas que participan en estas acciones se encuentra por allá.

El mandatario federal habló de irse al infierno, luego de reclamar la difusión de una campaña en sus redes sociales sobre su estado de salud y de las versiones de que estaba a punto de morir.

“Tienen campañas en contra de nosotros, todo el fin de semana hubo una campaña acerca de que estaba yo enfermo, de que ya estaba yo a punto de irme al otro mundo y algunos decían: al infierno. Yo a veces digo: nada más por eso me gustaría ir al infierno, para ver a cuántos de estos me encuentro por allá, estos santurrones, ¿no? Hipócritas, nada más por eso me gustaría ir allá”, ironizó.

En la conferencia mañanera de Palacio Nacional, el mandatario dijo que, aunque ya está “chocheando”, se encuentra “bien y de buenas”, tomando los medicamentos que le corresponden por los padecimientos que sufre.

López Obrador criticó a los opositores que le han deseado la muerte y cuestionó el ejemplo que estas personas dan a sus hijos, y “el hecho de que vayan transmitiendo estos horrores de generación en generación”.

Advertisement