Al ser cuestionado sobre las recientes declaraciones del embajador de los Estados Unidos en México, Ken Salazar, en el sentido de había “serias preocupaciones” de su gobierno con la Reforma Eléctrica, el Presidente Andrés López Obrador reiteró que existen buenas relaciones entre su gobierno y el del vecino país, e informó que hasta el momento no ha recibido denuncia o protesta alguna por la cuestión Eléctrica ni la política petrolera, ya que tanto el presidente Joe Biden como el embajador, son muy respetuosos de nuestra soberanía.

Y es que Salazar ha expresado recientemente, haciendo eco de un pequeño grupo de empresarios norteamericanos del ramo eléctrico, así como de legisladores afines a esos intereses, que existen “serias preocupaciones” por las consecuencias que la Reforma Eléctrica pueda tener en esos inversionistas, sin embargo el Canciller Marcelo Ebrard ya ofreció entregarle los datos completos de los alcances de la Reforma para que se pueda normar un criterio informado.

Ante la pregunta expresa referente a que si no le preocupaban al mandatario esas declaraciones, López Obrador respondió que “llevamos buenas relaciones, tiene derecho a expresarse, nosotros seremos respetuosos de todas las opiniones”.

“Nuestros adversarios quisieran, se frotan las manos: ‘a ver, se van a pelear, va a haber confrontación, no les va a gustar a los del gobierno de Estados Unidos la Reforma Eléctrica, no lo van a permitir'”, dijo el titular del Ejecutivo federal.

Y añadió jocoso: “Bueno, hubo un dirigente, que por respeto no digo de qué organización, me acusó con el Rey de España”.