Por primera vez  el gigante automotriz BMW asigna el ensamblaje de un modelo en exclusiva a una sola planta, en este caso eligiendo a la ubicada en San Luis Potosí, que se encargará de la fabricación del modelo serie 2 coupé en una variante electrificada (mild-hybrid) para su distribución mundial, para lo cual la empresa invirtió 125 millones de dólares y sumó a 17 nuevos proveedores, a los 220 que ya abastecen a esta planta, para arrancar la producción del Serie 2 Coupé.

BMW exportará este modelo a 37 países, incluidos Estados Unidos, Japón, Alemania y China. “No es el primer modelo que se produce en la planta pero sí el primero que se asigna en exclusiva a México para todo el mundo”, dijo Milan Nedeljkovic, miembro del Consejo de Administración de BMW AG para Producción.

El complejo de San Luis Potosí aporta el 3% de la producción global de vehículos de BMW, que en 2020 ascendió a poco más de 2.5 millones de unidades.

“La idea de BMW es no fabricar un solo vehículo en una planta. Esta es una planta flexible y eso nos permite seguir el mercado y adaptar la producción a los deseos de los clientes”, dijo Nedeljkovic.

Con información de Expansión