Sindicato Mexicano De Electricistas

La pandemia de la pobreza

En estos tiempos de contingencia mundial ocasionada por el coronavirus; enfermedad que genera caos social, y que, sin duda, también nos hace reflexionar y sobre todo cuestionar lo que está sucediendo, damos rienda suelta a nuestra imaginación, a nuestros pensamientos en teorías de conspiración, si estamos en el mismo tenor, me gustaría leerte en los comentarios de esta columna que con gusto te comparto.

Es increíble en mi punto de vista, que una enfermedad recién descubierta ponga en revolución al mundo entero, cuando lo que tenemos son pandemias conocidas e ignoradas por todos desde tiempos inmemoriales, como lo son la pobreza y las consecuencias que genera; el hambre en primerísimo lugar. La gente muere a diario por inanición, por no tener acceso al sistema de salud, de hecho, por no tener oportunidades, luego entonces la pregunta del millón es: ¿por qué el caos de la pobreza generado por la riqueza acumulada en manos de unas cuantas familias en el mundo, no les ha importado como lo que en estos momentos les importa el COVID-19?

Mis ideas se revolucionan y empiezo a echar a volar mi imaginación; ¿de que juegos perversos estamos siendo objeto? ¿qué clase de intereses están en este movimiento del coronavirus? ¿De dónde nació la idea del confinamiento y parar la economía de la clase media?; en mi opinión creo que estamos siendo parte de un experimento social, tecnológico, biológico, que más allá de querer ver por la recuperación de la salud mundial y la restauración del planeta, —porque también lo tenemos muy jodido por culpa de la clase dominante, al ser los que buscan fomentar más y más el capitalismo rapaz— algo no me cuadra entre lo que se dice y se hace por los que toman las decisiones en las altas esferas del poder a nivel mundial.

Son tan perversos dentro de ese círculo del orden mundial (te recomiendo leer al respecto), que no les interesa en lo más mínimo que la sociedad tenga calidad de vida, tampoco están pensando en que es más el daño que causan al sector más vulnerable y desfavorecido, al imponer medidas no diseñadas para los que viven en pobreza extrema, ¿cómo los mandan a encerrarse si no tienen para comer? Si comen es porque trabajan al día o reciben dádivas de la gente que puede ayudarles.

Es inaudito que sólo les importe acumular la riqueza, que ese sea su objetivo; no saben de hambre más que por fotos para la imagen de filántropos que se vende como pan caliente entre ellos y los mismos pobres clasemedieros. Hay una perversidad insertada en sus genes que muy pocos se atreven a romper o cuestionar y hoy sin más ni menos, piden que todos estemos encerrados en la incertidumbre, siguiendo las órdenes de unos dementes que están locos viendo como es que el mundo avanza a pasos agigantados gracias al Internet. ¿Acaso tienen miedo de estar perdiendo el control sobre las masas y esta es la verdadera causa del coronavirus?. Enfermedades ya tenemos muchas, ¿qué, que creen? Nos matan a diario. Y si, también ya existe un sistema de salud rebasado a nivel mundial, eso no es nada nuevo, para que ahora nos vengan a decir que un virus mortal, puede colapsar el sistema de salud. Les recuerdo que todo es mortal para el ser viviente, simplemente porque no somos inmortales.

El mundo necesita un respiro, si claro, pero un respiro para alejar la pobreza generada por el hambre y por la falta de oportunidades.

¡La pandemia milenaria es nacer en la pobreza!

Hoy se necesitan soluciones que nunca se han querido implementar, siguen con la urgencia de seguir viviendo de la esclavitud de la pobreza, que contiene cierto aire de libertad.

Hoy que todos estamos unidos por medio de la red, es momento de generar ideas de unidad, que nos proporcionen un beneficio general y no sólo individual, basta de ser egoístas con el que nació desfavorecido. ¿Será necesario erradicar la acumulación de la riqueza, partiendo de la idea que es el principal virus contagioso para que exista la enfermedad de la pobreza? ¿Las futuras generaciones lograrán vivir en un mundo igualitario? Muchos sabemos que no se necesita ser inteligente, trabajador, honesto, constante, responsable, creyente, etc., para vivir con calidad de vida, NO!, lo único que se necesita es nacer en una clase privilegiada y con eso tienes para vivir como rey en un mundo dónde millones viven como mendigos.

¿Qué podemos hacer para cambiar la mentalidad humana, para erradicar el gen de la pobreza y la riqueza, el gen de la corrupción e impunidad, el gen de tener y mantener el poder a costa de lo que sea, el gen de todos los tiempos que tanto caos genera que es creerse Dios?

Revolucionar consciencias desde las entrañas del mismísimo poder al que pocos privilegiados tienen acceso es el gran reto a vencer, pero mientras eso sucede, hagámos lo de siempre, ayudar y tender la mano al necesitado, no sé si está bien o mal, pero es por humanidad, humanidad que entre la pobreza si tenemos, a diferencia de los que nacieron en otra situación muy distinta a la del noventa por ciento de la población.

Hago un llamado urgente a los tres niveles de gobierno en México, para que sean solidarios con el pueblo, sobre todo con los más necesitados, no he visto hasta el momento ningún pronunciamiento por los que viven en situación de calle, por los que viven en pobreza extrema, por los que viven en los pueblos recónditos del país, por los indígenas que no hablan español y que no tienen acceso a la información, todo, absolutamente todo, ha girado en torno de la clase media trabajadora para arriba, que somos los que podemos cumplir con la consigna de “Quédate en casa” ¿y los demás, acaso no existe el virus para ellos? 30 millones de mexicanos viven en pobreza extrema, ¿ellos en que punto están de las prioridades del Gobierno de México?

Urge que nos digan el plan, urge que se acabe la pandemia del hambre en el mundo, urge que el coronavirus de la pobreza sea erradicado. Las y los mexicanos ya somos solidarios desde siempre, ahora urge la solidaridad del Gobierno encabezado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, hacia el pueblo de México, hacia todas y todos parejo, sin importar raza, color, sexo, religión, filias y fobias.

Hoy el sistema económico está paralizado, en un país donde la mayoría vivimos al día, sin guardaditos para las contingencias, que no se nos olvide, pedirle al pueblo solidaridad para cumplir con todas las obligaciones fiscales y laborales, es un crimen para la mayoría que vive de la venta diaria, no así para la clase dominante que están diversificados, los millonarios que pueden con esta y mil contingencias más y que son los más beneficiados desde siempre también, al recibir estímulos de toda índole, protegidos por los de su clase.

Queremos ver y sentir que no estamos solos en esto, que el Gobierno del cambio verdadero existe, que es solidario y responsable, que no fue un sueño trabajar de la mano millones de personas para tener de Presidente a un hombre honesto, trabajador, constante, persistente, que vela por los intereses del pueblo y que desde siempre ha dicho que primero los pobres, que el día de la toma de protesta lo dijo fuerte y claro, No Mentir, No Robar, No Traicionar. ¡Que Viva México por siempre!