La FGR va por Kamel Nacif; ya tramita extradición con el gobierno de Líbano por caso Lydia Cacho

La Fiscalía General de la República (FGR) ya está tramitando la extradición con el Gobierno de Líbano para traer a México al empresario Kamel Nacif. Sobre el empresario pesa una orden de captura desde el 11 de abril de 2019 por el delito de tortura a Lydia Cacho.

Tanto la FGR junto con la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), trabajan en conjunto la extradición de Nafic, tras detectar que el empresario se encuentra en Líbano desde hace al menos un año.

Esta revelación fue realizada por el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, durante una entrevista en el programa de Carmen Aristegui y Eduardo Buscaglia; aunque sin revelar el nombre, Gertz Manero aseguró que uno de los involucrados en el caso de la periodista escapó a Líbano.

“En el asunto de Lydia Cacho, cuando nosotros llegamos, ese era un asunto que era muy doloroso y que volvimos a retomar porque se había perdido, y logramos obtener, señor, las órdenes de aprehensión que nadie había podido obtener, y una vez que las obtuvimos, a uno de los delincuentes ya lo tenemos en la cárcel, el otro huyó a Líbano donde tenemos un proceso de extradición”, señaló el fiscal.

El pasado 11 de abril de 2019, las autoridades judiciales de Quintana Roo giraron una orden de aprehensión en contra del llamado “Rey de la mezclilla” por su participación en el delito de tortura en contra de la periodista Lydia Cacho, en 2006.

A un año de que se girara la orden de aprehensión en contra de Nacif, el exgobernador de Puebla, Mario Marín; y el exdirector de la Policía Judicial de Puebla, Hugo Adolfo Karam Beltrán; se empiezan a ver los primeros pasos para traer al “rey de la mezclilla” ante la justicia mexicana.

Cabe recordar que Lydia Cacho fue detenida el 16 de diciembre de 2005 en Cancún de manera arbitraria y fue trasladada en un vehículo hasta la ciudad de Puebla. De acuerdo a su testimonio, durante el trayecto fue torturada por parte de elementos policiales.

Dichas agresiones fueron el resultado de haber publicado el libro “Los Demonios del Edén”, en el cual Lydia Cacho dio a conocer el poder detrás de la pornografía infantil y una red internacional de delincuencia organizada, encabezada por el empresario Jean Succar Kuri, dedicada a la trata y explotación sexual de niñas y niños, de entre 4 y 14 años de edad, en la que se involucran a Kamel Nacif y al ex gobernador de Puebla Mario Marín, mejor conocido como el “Gober precioso”

Con información de Sin Embargo