Guadalupe Loaeza llama “Betty, la fea” a Beatriz Gutiérrez y la tunden en redes

Luego de que Beatriz Gutiérrez, esposa del Presidente López Obrador sufriera ataque en redes por bots y usuarios afines a la derecha de México. Por supuestamente ‘mal contestarle’ a un usuario, que al final del día resultó ser un seguidor de Felipe Calderón.


La escritora Guadalupe Loaeza se ha subido a la ola y hoy en su columna para El Reforma; ha llamando “Betty, la fea” a la esposa de López Obrador.

En un texto sin coherencia, la escritora de las ‘niñas bien’, dice que lo sucedido con Beatriz se volvió escándalo internacional y que sus amigas no daban crédito.

“Su comentario se hizo viral, todo el mundo lo comenta: el portal de Aristegui, de Televisa, el portal de Ciro y hasta el New York Times: “Mexico´s first lady stirs Twitter storm with comment on kids with cancer. La verdad es que es una desgracia esta pareja… me dijo mi amiga”

Y siguió:

“Como dice mi amiga, Sofía: “pero, ¿quién diablos se cree, esta señora? Yo que AMLO, me alejaba de ella, porque, de plano, le está haciendo muy mala obra. Sobre todo, ayer, que celebraba sus dos años de presidencia. Qué aguafiestas, caramba!”

Sin embargo, a pesar que se esmeró en desacreditar a Beatriz Gutiérrez; las redes le recordaron varios su hipocresía al atacar a una mujer, cuando ella se asume como feminista.

Otros más le recordaron a la escritora como posaba feliz junto a Javier Duarte, gobernador del PRI que fue tristemente conocido por dar agua destilada a los enfermos con cáncer.

Los usuarios no dejaron de mostrar su incongruencia y lo que -podría ser-, hasta su envidia; pues la escritora tiene colección de fotos de Beatriz Gutiérrez.
Además sacaron imágenes con Margarita Zavala. A quien dudamos haya llamado por algún apodo o mote.

Pero lo que más le recordaron a la señora Loaeza es un desafortunado video, en el que ella aparece apuñalando una piñata del Presidente de Estados Unidos; Donald Trump.

Luego de hacerse viral dicho video, la escritora y columnista del Reforma ofreció disculpas y aseguró que no hacía apología del delito.