SinLineaMX - Live

A pesar que las obras del Tren Maya son de seguridad nacional, para la oposición y algunas llamadas organizaciones civiles el tema no está finiquitado.

Resulta que la Asociación estadounidense llamada Greenpeace denunció ante un juez, la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del tramo 5 del Tren Maya.

De acuerdo con Forbes, esta denuncia ya fue admitida por un juez federal para que se declare ilegal la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) avalada por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Lo que Green Peace solicitó fue la ampliación de una demanda de amparo contra la construcción del tramo 5 del Tren Maya en l. Ya que aseguran viola los derechos a la información y la participación pública en asuntos ambientales. Además dicen que la MIA del tramo 5 también viola el Acuerdo de Escazú, en sus artículos 6 y 7, sobre el acceso a la justicia medioambiental.

“Hay que recordar además que esta obra del Tren Maya comenzó en total ilegalidad, iniciándose las obras deforestando la selva maya sin siquiera [contar con] una Manifestación de Impacto Ambiental y sin siquiera haber empezado el proceso de evaluación de impacto ambiental”, dijo Viridiana Lázaro, integrante de la organización.

Luis Miguel Caro, asesor legal de Greenpeace, señaló que la ampliación del amparo pretende que se reformen leyes y que se establezcan precedentes para proyectos de esta índole en el futuro.
También solicitaron que el Congreso de la Unión y el presidente López Obrador cambien la legislación vigente y ordenen medidas de restauración de flora y fauna sobre el tramo 5 del Tren Maya.

“Las personas tenemos derecho a obtener información y a participar de ellas si éstas tienen impacto en nuestras vidas”, señaló Caro, asesor legal de Greenpeace.

En conferencia de prensa, el abogado advirtió que el proyecto ferroviario prioritario tendrá un impacto ambiental y social con la cantidad de personas que espera transportar y los polos de desarrollo previstos.