Eustaquio Tomás de Nicolás Gutiérrez, fundador de la Desarrolladora Homex, S.A.B. de C.V., una de las constructoras de vivienda más grandes en México, fue detenido el 28 de abril en el Aeropuerto Internacional de Guadalajara Miguel Hidalgo y Costilla, por un presunto fraude.

El empresario sinaloense -también expropietario del club de futbol Dorados de la capital sinaloense, que en la actualidad compite en la Liga MX-, regresaba de Madrid, España, cuando fue detenido y posteriormente trasladado al Reclusorio Preventivo Varonil Oriente de la Ciudad de México.

De Nicolás Gutiérrez solicitó un crédito en 2013, cuyo monto no ha sido especificado, a Bancomext, cuyo consejo directivo era presidido por Luis Videgaray Caso. De Nicolás Gutiérrez se desempeñó como director general de Homex de 1997 a 2006, y de 2007 a 2016.

La empresa está involucrada en el desfalco de 62 mil millones de pesos incurrido a partir de la construcción de reclusorios, mismo fraude en el que se imputa a Genaro García Luna y a otras empresas como ICA, Arendal, Prodemex, GIA y Tradeco, para la construcción de un penal privatizado, con capacidad para 20 mil internos.

El 17 de octubre del 2017, la Comisión de Valores de Estados Unidos presentó una demanda civil contra cuatro exejecutivos de la mexicana Homex, entre ellos Gerardo de Nicolás Gutiérrez, hermano de Tomás, a quienes señala como responsables del fraude contable por 3 mil 300 millones de dólares, por reportar ventas de más 106 mil casas inexistentes entre 2010 y 2012.

La demanda por ocho cargos de fraude fue presentada el 11 de octubre del 2017 ante la Corte para el Distrito Sur de California, en contra de Gerardo de Nicolás Gutiérrez, del exdirector Financiero, Carlos Moctezuma Velasco, el excontralor Ramón Lafarga Bátiz, y Noé Corrales Reyes, un gerente que fabricó la contabilidad paralela con ventas infladas por instrucciones de sus superiores.

La SEC pidió a la Corte para el Distrito Sur de California, un juicio con jurado y condenar a los demandados “a pagar, con intereses, todas las ganancias ilegales obtenidas por esas conductas, por un periodo de cinco años previos a la presentación de la demanda”, así como al pago de multas previstas en la Ley de Valores estadounidense.

Los hechos por los cuales se presentó la demanda contra los exejecutivos de la empresa sinaloense son los mismos que motivaron una investigación contra Homex, anunciada en marzo, por la cual la constructora aceptó que se le prohíba acceder a los mercados estadounidenses durante cinco años, sin admitir ni negar su responsabilidad.

Sin embargo, la nueva demanda es más detallada y personaliza las conductas de los ejecutores del fraude, detectado con el uso de mapeo satelital, mismo que reveló que los desarrollos de viviendas reflejados en los informes a los accionistas no existían.

No obstante, la demanda no detalla las ganancias obtenidas por los acusados, pero señala que De Nicolás ganó dinero vendiendo acciones de Homex en el año 2013. La SEC alegó en marzo del 2017 que la empresa sinaloense incrementó el número de casas vendidas durante el periodo de tres años en aproximadamente 317% y sobrevaloró sus ingresos en 355%, según las imágenes de satélite del proyecto.

Otra de las acusaciones es que el plan de reestructura de la empresa sinaloense para salir de su concurso mercantil, aprobado por los acreedores en octubre de 2015, utilizó un modelo financiero basado en los datos históricos de ventas e ingresos, incluida la información falsa.

“De Nicolás y Moctezuma no revelaron el uso de información falsa a los asesores que crearon el modelo financiero, ni les avisaron de la investigación de la SEC contra Homex. El acceso al Módulo de Tesorería del Sistema Integral de Administración de Homex estaba restringido a pocas personas en el corporativo, entre ellas De Nicolás, Moctezuma, Lafarga, y algunos empleados de menor nivel, como Corrales”, acusó la SEC. Este último era quien alimentaba información falsa sobre ventas en el SIA, por instrucciones de Lafarga, para luego exportarla al sistema Contpaq, que era el utilizado para los reportes financieros, señaló la SEC.

Un correo electrónico interno citado en la demanda, informó a De Nicolás que las ventas reales en 2011 fueron de 23,894 casas, pero en el reporte anual a la SEC, Homex afirmó haber vendido 52,48. Con base en cifras infladas de ventas, y ofreciendo las cuentas por cobrar respectivas, De Nicolás y Moctezuma acordaron esquemas de factoraje financiero con al menos 13 bancos por 7 mil 500 millones de dólares, cuya existencia y requisitos de pago fueron omitidos en los reportes financieros.