Desde que existen registros de estos hechos deleznables, en 1860, se han registrado 443 periodistas asesinados o desaparecidos en México.
La mayoría de estos homicidios ni siquiera se han investigados y una proporción ínfima se han resuelto poniendo en la cárcel a sus autores materiales e intelectuales, pero las causas de casi todos ellos tienen que ver con su trabajo denunciando actos de corrupción en los gobiernos o con actos del crimen organizado en los municipios, los estados y el gobierno federal.

Desde diciembre de 1860 hasta el sexenio de López Portillo que terminó en 1982 hay registro de 71 periodistas asesinados o desaparecidos, aunque la falta de rigurosidad en su conteo durante estos 122 años seguramente omitió a muchos de ellos.

Otros 346 se registraron en los 40 años del período neoliberal, con 35 en el gobierno de Miguel de la Madrid, 57 con Salinas de Gortari, 21 con Ernesto Zedillo, 30 con Vicente Fox,

De acuerdo con datos de la Subsecretaría de Derechos Humanos, fue en el sexenio de Felipe Calderón donde se batieron todos los récords en mueres de asesinatos a periodistas con 101.

Siguiendo esa herencia de sangre, con  Enrique Peña Nieto perdieron la vida 96 periodistas.

Y a pesar que medios tanto nacionales e internacionales, aseguran que el actual sexenio del Presidente López Obrador ha sido el más violento para los comunicadores, lo cierto es que las cifras siguen mintiendo, pues se reportan solo 55 periodistas asesinados.

Hoy lo increíble del asunto es ver a Margarita Zavala, a su marido y a sus cómplices panistas y priistas lamentarse y defender los derechos humanos de los periodistas, cuando en el tiempo que estuvieron en el poder Felipe Calderón se masacró a una 4ª parte de todos los informadores que han sido asesinados en México desde que se tiene registro.

Fuente: Gobierno de México

¿Qué sucedió en su sexenio? ¿Entonces no le importaban y ahora sí? O le piensa echar la culpa a su ex secretario de seguridad pública diciendo que él no sabía nada sobre este asunto. Otro asunto increíble es que aquellos mercenarios informativos anden muy indignados porque se exhiben sus calumnias y pretendan equiparar sus patéticos casos con los de periodistas de verdad que arriesgaron y perdieron la vida a manos de delincuentes organizados desde el gobierno.

Así es que si le quieren dar la espalda a alguien, ahí están los Calderón, el PAN, el PRI y el PRD para reclamarles, porque hoy desde el gobierno lo peor que les hacen es exhibirlos cuando profieren una calumnia.