Eruviel Ávila sale en defensa de Cienfuegos: “Es un hombre que merece todo nuestro respeto” (VIDEO)

Tras la detención del General Salvador Cienfuegos en Estados Unidos, la derecha en México ha salido en su defensa. Como en el caso del priista y actual senador, Eruviel Ávila, quien salió en defensa del exsecretario de la SEDENA.

Durante un foro para discutir la minuta sobre el control de la Secretaría de Marina en el comercio marítimo y puertos, Ávila hizo votos para que se respeten los derechos legales del exfuncionario.

“Yo quiero expresar en este foro, en este momento, mi respeto a mi general Cienfuegos. Es un hombre probo, es un hombre que merece todo nuestro respeto y hago votos para que en el país vecino se le respete el debido proceso y se haga respetar, también la presunción de inocencia”, dijo el exgobernador del Estado de México.

Cabe recordar que en junio de 2014, tanto Ávila Villegas el General como Cienfuegos, defendieron el papel llevado a cabo por las fuerzas armadas en el municipio mexiquense Tlatlaya. En ese momento, aseguraron que los militares fueron agredidos por civiles, y que por ello tuvieron que repeler la agresión recibida.

Por lo que la Comisión Nacional de Derechos Humanos realizó una investigación que demostró la participación del gobierno del Estado de México, dirigido por Ávila Villegas, en la tortura testigos y manipulación pruebas para eliminar todas las evidencias del Batallón 102 del Ejército Mexicano sobre el asesinato de 22 personas.

La investigación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos dio a conocer que al menos 12 de los civiles –entre ellos dos menores de edad– fueron asesinados a sangre fría. Y que además, la escena del crimen fue manipulada para hacer creer que todos habían caído durante un cruce de disparos. Entre 35.000 y 45.000 soldados patrullan por las calles de México desde que el presidente Felipe Calderón decidiera la década pasada poner al ejército en primer línea del combate contra el narcotráfico.

“Les ponían contra la pared y les daban un balazo”
Clara Gómez, una de las supervivientes de la matanza de Tlatlaya, cuenta lo sucedido aquella noche entre una patrulla del ejército mexicano y un grupo de supuestos narcos