EPN es investigado en EU por recibir un soborno en PEMEX

De acuerdo con El Universal, el ex presidente Enrique Peña Nieto es investigado en Estados Unidos por autoridades por el presunto soborno en la compra-venta de FERTINAL, realizada por Petróleos Mexicanos (Pemex) en 2015.

La documentación entregada por un “informante” bajo pena de perjurio, EPN recibió un soborno por “autorizar” la compra de la empresa privada con un sobreprecio que dañó el patrimonio de la petrolera y al erario, la información llegó al Departamento de Justicia de Estados Unidos y a la Securities and Exchange Commission (SEC, por sus siglas en inglés), a la Comisión de Bolsa de Valores y agencia del gobierno de esa nación, y ahí se asegura que Peña Nieto recibió un soborno por “autorizar” la compra de la empresa privada con un sobreprecio que dañó el patrimonio de la petrolera y al erario.

Dentro de la información que presentaron y que está en poder de Estados Unidos, el nombre de Peña Nieto se menciona en la documentación y se menciona el ex mandatario dio su “aprobación”, para la compra de FERTINAL, a cambio de sobornos. De esta manera, el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, pagara 635 millones de dólares por Fertinal, “cuando esta empresa era efectivamente insolvente, con cientos de millones de dólares en deuda”.

Las consultoras PricewaterhouseCoopers (PwC) y Binder Dijker Otte (BDO), así como la Auditoría Superior de la Federación habían advertido que Fertinal se encontraba en quiebra, pues tenía una deuda bancaria de 264 millones de dólares y que sólo disponía de 12 mil dólares de efectivo en cajas.

A pesar de la situación de la planta chatarra, Lozoya Austin recibió autorización del mandatario para adquirirla y entregar a Fertinal 51 millones de dólares para un reparto de dividendos antes de la operación de compra-venta.

La Securities and Exchange Commission (SEC) prepara un informe detallado con respecto a las irregularidades en esta operación que tanto Pemex como el Grupo Fertinal bautizaron con el nombre clave “Proyecto Kimora” y que harán llegar al gobierno mexicano.

Cabe mencionar que para comprar la planta se hizo una inversión de más de 600 millones de dólares americanos y fue financiada con un contrato de crédito por parte de Banco Nacional Financiera, Banco Nacional de Comercio Exterior y Banco Azteca.

Con información de El Imparcial y El Universal

error: Content is protected !!