En maletas deportivas transportaron el dinero de PEMEX para campañas del PRI: Testigo

De acuerdo con un testigo al que entrevistó la Revista Proceso, reveló que los operadores de Emilio Lozoya Austin, exdirector de Petróleos Mexicanos (PEMEX) usaron aviones de la Fuerza Aérea y maletas deportivas para llevarse dinero de la empresa estatal.

El testigo aseguró, que en el piso 45 de la Torre de PEMEX había un “cuarto de guerra” en el cual se colocaron las imágenes de los 500 diputados federales y los 128 senadores que discutieron la Reforma Energética.

El informante dijo a Proceso que esa oficina, tenían los nombres de los 500 legisladores que votarían la Reforma privatizadora.

“Cada una tenía un pegote de color y una leyenda: amarillo, ‘por convencer’; rojo, ‘jamás accederían’, y verde, ‘votos seguros’”, dijo el testigo a Jesusa Cervantes, reportera del semanario Proceso. El testimonio se encuentra en el texto Lozoya usó aviones de la Fuerza Aérea y maletas deportivas para sacar dinero de PEMEX.

El testigo, quien laboró en el “cuarto de guerra”, dijo al semanario, que recibía órdenes de Rosario Brindis Álvarez, entonces titular de Enlace Legislativo del corporativo, quien a su vez era dirigida por Froylán Gracia Galicia, coordinador de la dirección general de PEMEX durante el periodo de Lozoya Austin.

“Brindis no sólo operó como mensajera en San Lázaro, también lo hizo en 2016 en varios estados donde hubo elecciones; incluso utilizó aeronaves de la Fuerza Aérea Mexicana para trasladar maletas de dinero que Gracia le entregó para distribuir entre candidatos priistas a puestos de elección popular”, apunta Jesusa Cervantes en el texto publicado en la edición 2282 del semanario Proceso.

Cabe recordar que Emilio Lozoya Austin declaró en España, que dio 52 millones 380 mil pesos en sobornos a legisladores del Partido Acción Nacional (PAN) para que aprobaran las reformas impulsadas por el acuerdo político, conocido como Pacto por México.

El hoy detenido, dijo que el entonces Secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, junto con el expresidente Enrique Peña Nieto, coordinaron el envío de 6.8 millones de pesos a Ricardo Anaya Cortés. Otros más, como el Senador Ernesto Cordero –exsecretario de Hacienda y un hombre en su momento muy cercano a Felipe Calderón Hinojosa– también habrían sido sobornados.

Por su parte, el Presidente Andrés Manuel López Obrador expresó, en su conferencia, que las autoridades de justicia deben citar a todos los involucrados en el reparto de sobornos; aunque no dijo si entre los que él propone a la Fiscalía General de la República (FGR). Además dijo que “sin duda” hubo pagos del Gobierno de Enrique Peña Nieto a legisladores para que aprobaran el Pacto por México, y exhortó a que se den a conocer sus nombres y sean citados por las autoridades judiciales.

Con información de Sin Embargo