Empresas con “contratos leoninos” temen reforma eléctrica de AMLO, se verían afectados

Las empresas que contaban con “contratos leoninos” temen por la reforma eléctrica que ha propuesto presidente López Obrador, pues se veían afectadas.

De acuerdo con La Jornadaentre las empresas se encontraría Fomento Económico Mexicano (Femsa), Iberdrola, Altos Hornos de México, Grupo Bimbo, entre otros.

De acuerdo con el medio citado, la participación privada en el sistema eléctrico mexicano incluyó por lo menos a 255 empresas de autoabastecimiento, pequeña producción, exportación e importación, así lo dieron a conocer los informes de la Secretaría de Energía (Sener).

Las empresas españolas que se encuentran posicionadas en el mercado nacional destacan:

  • Gas Natural, hoy Naturgy (empresa filial de Unión Fenosa)
  • Endesa
  • Iberdrola
  • X-Elio
  • Sacyr
  • Acciona
  • Abengoa

Según lo informado por el Instituto de Comercio Exterior de España revelados en 2020, entre Naturgy e Iberdrola producen 20 por ciento de la energía eléctrica en nuestro país.

Cabe recordar que cuando comenzó el sexenio de Vicente Fox el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) tenía una capacidad instalada de generación de 36 mil 752.5 megavatios (MV) para el servicio público, de los estos el 98.7 por ciento (36 mil 268.5 MV) correspondió a la capacidad del Estado y únicamente el 1.3 por ciento (484.0 MV) a la capacidad del sector privado.

No obstante, en el periodo 2006-2013, en la administración del expresidente Felipe Calderón, la producción de energía eléctrica del sector privado se disparó y aumentó 5.3 por ciento anual, al crecer de 59 mil 427.8 a 85 mil 092.7 gigavatios-hora (GVh).

Finalmente, cabe señalar que de acuerdo a la nueva reforma impulsada por el mandatario Andrés Manuel López Obrador algunos contratos de Grupo Bimbo, podrían ser cancelados o en su defecto renegociados.

Y es que, lo mismo pasaría con Altos Hornos de México, de Alonso Ancira; Iberdrola, de José Ignacio Sánchez Galán; Teléfonos de México, de Carlos Slim y Palacio de Hierro, de Alberto Bailléres.

Cabe recordar que algunos de estos empresarios, han sido señalados de haber financiado campañas contra el entonces candidato López Obrador.
El presidente de México asegura que sus adversarios les “incomoda” la reforma de ley para proteger a la CFE, pues lo que se busca es poner orden en el sector, acabar con la corrupción y no destruir a la CFE.

“Cuando ellos mal gobernaban, constantemente aumentaba el precio de la luz, los gasolinazos. Yo tengo ese compromiso de no subir la luz ni la gasolina, nada más que para eso necesitamos poner orden, acabar con la corrupción y no apostar a destruir a la CFE, para dejarles el negocio a estos traficantes de influencia”.

Con información de El Imparcial