Sindicato Mexicano De Electricistas

Empleados denuncian a Nelsón Vargas por ‘invitarlos’ a firmar bajas ‘voluntarias’

Nuevamente los empresarios de México han utilizado los cierres parciales por el emergencia del Covid-19, para ‘descansar’ a sus empleados.

Recientemente vimos el caso de Alesa, empresa que trae las franquicias de comida más grandes de México, quien fue tundida en redes sociales por ‘invitar’ a sus empleados a descansar, pero sin goce de sueldo.

Empresa de comida rápida pide a sus empleados ‘ausencia voluntaria’ sin goce de sueldo

A esta ola de despidos se ha unido también, Nelsón Vargas, dueño de gimnasios “Acuática Nelson Vargas y Sportium”.
Miembros de su planilla laboral, han denunciado a Nelsón Vargas por obligarlos a firmar un supuesto permiso sin goce de sueldo, o bien una baja voluntaria por la que les ofrecen 900 pesos, esto como medida ante el cierre por tiempo indefinido de sus unidades provocada por la propagación del COVID-19.

Los empleados de Sportium compartieron las imágenes de la carta que les obligaron a firmar e informaron que desde el pasado 20 de marzo, la empresa comenzó a despedir personal en presencia de un abogado, donde se les invitó a firmar una baja voluntaria que les hace acreedores de recibir 900 pesos de liquidación, que incluía los días laborados de marzo.

En entrevista para El Financiero; una de las entrenadoras, denunció que la intentaron convencer de no irse con las ‘manos vacías’ y que de ir a conciliación y arbitraje, tardarían mucho en darle resolución.

Otros empleados dijeron al Financiero, que se les ofrecieron la posibilidad de ser recontratados una vez terminada la contingencia, esto siempre y cuando firmaran la baja voluntaria.

Tras tremenda injusticia, los empleados han denunciado a Nelsón Vargas en redes sociales con el hashtag #AsíNoNelsónVargas y pidiendo a la Secretaría del Trabajo para exigir justicia.

Cabe destacar que circula un documento de Sportium, en la que anuncia que cobrará cuotas de ausencia a sus usuarios para, según ellos, superar las adversidades por el coronavirus.

Desde el pasado jueves, la cadena de gimnasios, informó que cerrará por tiempo indefinido sus 10 instalaciones para apoyar a reducir la propagación del nuevo coronavirus. Sin embargo, cobraría a los 37 mil usuarios una cuota de ausencia de entre 300 y 400 pesos que dicen servirá para apoyar a sus 480 empleados.

Con información de El Financiero