Empresas simularon ‘autoabasto’ para pagar menos luz: Rocío Nahle

Durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, la titular de la Secretaría de Energía (Sener), Rocío Nahle, denunció que con los contratos de autobasto se creó un mercado eléctrico paralelo, pues 239 centrales venden energía a más de 77 mil empresas e incurren en fraude fiscal.

Este modelo, que permite la generación de electricidad en empresas privadas, fue parte de la reforma energética de 2013 y permitió que compañías pudieran generar electricidad y transportarla a través del uso de la red de transmisión de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

La funcionaria detalló que actualmente hay 239 centrales de autoabasto, de las cuales venden electricidad a 77 mil 767 usuarios y no sólo a los 239 consumidores.

“Decayeron en una práctica ilegal, creando un mercado paralelo donde simularon tener socios para vender electricidad, utilizando las líneas de transmisión de la CFE e incurriendo en fraude fiscal”, puntualizó.

Nahle señaló que empresas como Femsa (con las tiendas de conveniencia Oxxo), Bimbo, Cemex, Walmart, entre otras han aprovechado este esquema.

Estas empresas pagan precios muy bajos por la electricidad que consumen, pues simulan ser socias de Iberdrola, de Enel Energía, American Light and Power y otras compañías dedicadas a la generación eléctrica. Esto les permite utilizar gratuitamente la red eléctrica, como lo hacen las propias trasnacionales, que cuentan con plantas eólicas y fotovoltaicas.

Ya desde 2020 el presidente Andrés Manuel López Obrador denunció que la empresa Iberdrola era socia de las 18 mil tiendas de la cadena OxxoLo mismo sucede con Kimberly Clark, la empresa de Claudio X. González.

Nahle García señaló que las 191 plantas de generación de CFE están subutilizadas, pues debido a la reforma energética impulsada en el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto sólo operan al 55 por ciento de su capacidad, a pesar de que 69 son energías limpias, es decir, hidráulicas, geotérmicas, nuclear, eólica y solar.

La figura de “autoabasto” surgió en 1992, esto en solicitud de las grandes empresas mineras, acereras y cementeras, entre otras, a las que se autorizó generar energía eléctrica para autoconsumo, sin embargo, otras empresas aprovecharon una distorsión y corporaciones, que nada tienen que ver con la minería o acereras, se han convertido en sociedades de autoabasto en las que se comercializa la energía.

Por ejemplo: “Se detectó una sociedad de autoabasto de 10 mil 500 integrantes (OXXO), de los cuales algunos se han convertido en socios con una participación de un peso. Eso es algo totalmente irregular desde el punto de vista de una sociedad mercantil“.

La funcionaria apuntó que en 2020 la CFE tuvo que comprar 90 teravatio-hora en el mercado eléctrico por 223 mil millones de pesos y por tener sus plantas subutilizadas no generó 215 mil millones de pesos y esto sucede porque el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) sube primero la energía a la red de transmisión primero a quien oferte más barato, que por lo general lo hacen los privados, quienes ofrecen a 2.15 pesos el kilowatt, pero se paga al terminar el día 3 pesos.

“La reforma eléctrica plantea eliminar las modalidades ilegales de generación privada y que en el 46 por ciento de producción que a diario despachen, se tenga una auténtica competencia, justa y pareja”, dijo Nahle al denunciar que  los privados se rotan en grupos para mantener su prioridad. “Al final del día a todos se les paga por igual el precio más alto, haciendo esto un mercado perverso”.

“En este modelo la CFE está obligada a pagar el 100% de la generación, aunque le entreguen menos y el excedente lo revendan en otro modelo ilegal llamado de autoabasto”, con lo que las empresas privadas han construido 34 centrales bajo el esquema de productores independientes de energía y la CFE está obligada a comprar su energía por 25 años, para apalancar su inversión, y al final la central queda para ellos.

La titular de la SE señaló que otra forma de subsidio a los generadores privados es que  la CFE ha pagado más de 6 mil millones de pesos de certificados de energía limpia a 335 centrales particulares, con lo cual, de continuar en este modelo, más del 50 por ciento de la inversión habrá sido realizada por todos los mexicanos.

La secretaria de Energía destacó que, otra maniobra de la reforma energética peñanietista fue fraccionar a la CFE en distintas empresas y organismos autónomos y convertirla en una “empresa productiva del Estado”, por lo que que la actual reforma eléctrica busca convertir a la CFE en un organismo del Estado con personalidad jurídica y patrimonio propio, responsable de la electricidad y el Sistema Eléctrico Nacional, así como de su planeación y control.

“Será autónoma en el ejercicio de sus funciones y en su administración, y estará a cargo de la ejecución de la transición energética en materia de electricidad”, dijo.

Comentó que la CFE podrá vender su electricidad producida y obtener mayores ingresos, además seguirá garantizando llevar a los 46 millones 200 mil usuarios energía constante las 24 horas a precios bajos y que la CFE generará como mínimo el 54 por ciento y los privados el 46 por ciento, por lo que esto garantiza a todos los mexicanos seguridad energética.

Rocío Nahle también dijo esta mañana que es mentira que la Reforma Eléctrica busca desaparecer los paneles solares domésticos, como afirma la propaganda de quienes se oponen, pues la generación distribuida con los paneles solares que la gente coloca en sus domicilios o edificios y que no utiliza la red de distribución, no necesita permiso de la Comisión Federal de Electricidad (CFE); sólo el permiso de interconexión en su medidor ” y el ahorro lo verá directamente el usuario, no ninguna empresa. Esa es la verdadera transición energética que se está dando en todo el mundo y eso ya lo hace la CFE”.

Y es por eso que la CFE impulsará la generación distribuida conocida como paneles solares de uso particular, en hogares, escuelas, edificios, pozos de riego y núcleos rurales, entre otros, pues aseguró que la transición energética se dará de la mano de los programas de protección al medio ambiente que tiene el actual Gobierno y de la mano de la innovación tecnológica mundial.

“Hoy todo el mundo camina hacia allá, al paso que la tecnología avanza, como las baterías de litio, que están en desarrollo”, puntualizó.