“Yo creo que en tanto no sesionen las comisiones, que creo sesionan el miércoles, no podemos darnos una idea final, depende de lo que concluyan será después enviada el 30 (de noviembre) en el Pleno”, señaló el titular de la Secretaría de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, en una improvisada rueda de prensa sostenida a la salida del Palacio Nacional, tras concluir el homenaje realizado a Ricardo Flores Magón, anarquista y líder revolucionario, de quien se conmemoró el centenario de su muerte.

El secretario de Gobernación aclaró que, aunque si hubo cabildeo a favor de la Reforma Electoral, habrá que esperar “a ver qué dictamina la comisión y qué decide el Pleno”, sin embargo, aseguró, “nosotros no vamos a negociar nada, nunca hemos negociado, estamos tratando de encontrar coincidencias. Yo creo que todo se puede y creo que puede haber reforma constitucional en materia electoral, vamos a esperar. Vamos a platicarlo, revisarlo, discutirlo y espero que se pueda encontrar el consenso”.

Al ser solicitada su opinión, por reporteros de la fuente, sobre la marcha convocada por Claudio X. González y realizada el pasado 13 de noviembre, el funcionario se limitó a calificarla de “una caricatura”.

Pero al ser cuestionado sobre la marcha programada para el próximo domingo 27 de noviembre, que dará incio en el Ángel de la Independencia a las 9:00 horas y concluirá en el Zócalo de la Ciudad de México, para dar paso al tradicional informe popular que cada año entrega el Presidente Andrés Manuel López Obrador a la ciudadanía, López Hernández aclaró que se trata de una marcha para “fortalecer el movimiento de transformación en el país y para celebrar los logros de sus primeros cuatro años de Gobierno”.

Así mismo, el funcionario consideró que es muy pronto para hacer estimaciones de asistencia y que es una completa falta de respeto al pueblo calificar a quienes asistan como “acarreados”, sobre todo considerando que la actual administración cuenta con más del 70 por ciento de aprobación.

Por su parte, Claudio X. González, quizá con la intención de contrarrestar los efectos ridiculizantes por la muy probable asistencia multitudinaria a la movilización del próximo día 27 de noviembre, instruyó a sus seguidores de “vestir de rosa” ése día.

“Este 27 de noviembre, sólo vístete de rosa y blanco, y haz tu vida normal, hagas lo que hagas, pero vestido de rosa y blanco. Pintemos todas las ciudades de la marea rosa”, ordenó a sus simpatizantes el autonombrado “luchador social”.

Y, debido a que le pidieron su opinión al respecto durante la conferencia mañanera de este lunes, el Presidente simplemente dijo que “cada quien es libre. Que si se van a vestir de blanco, de rosa, de azul, pues cada quien es libre. Ya nosotros decidimos, salimos del Ángel de la Independencia el domingo a las 09:00 horas”.