El juez federal Brian Cogan, mismo que presidió el juicio contra Joaquín “El Chapo” Guzmán, determinó en una audiencia judicial preparatoria ante el Tribunal Federal del Distrito del Este de Nueva York que el juicio de Genaro García Luna se iniciará el 24 de octubre de 2022 con la selección del jurado, y aún así, se estableció un acuerdo entre la corte y la fiscalía para que, en caso de que las partes no logren estar preparadas en todo ese año para llevar a cabo el juicio, éste inicie hasta el 9 o el 16 de enero de 2023.

Las partes atribuyen la demora a la preparación y proceso preliminar del caso, dada su complejidad y dimensión internacional como por las condiciones de la pandemia, para un juicio cuya duración, estima la fiscalía, será de unas ocho semanas.

El abogado Cesar de Castro, quien encabeza la defensa del ex secretario mexicano de Seguridad Pública, señaló que está analizando los más de un millón de documentos entregados por la fiscalía en este caso y que eso no incluye el material sustancial de audio-grabaciones.

La siguiente audiencia preparativa del caso es el 15 de diciembre donde se evaluará la solicitud de la fiscalía sobre el manejo de información clasificada durante el eventual juicio.

García Luna, arrestado en Dallas por agentes federales el 9 de diciembre de 2019, es acusado de que aceptó “millones de dólares en sobornos del Cartel de Sinaloa a cambio de otorgar protección para sus actividades de trafico de drogas”, primero entre 2001 y 2005, cuando encabezaba la Agencia Federal de Investigaciones y después de 2006 a 2012, como secretario de Seguridad Publica.

El caso incluye la acusación a dos de sus ex-subordinados, Luis Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño García, quienes son calificados como prófugos de la justicia de Estados Unidos.