¿Plan con maña? Diputada del PAN había solicitado protección al Congreso de la CDMX

Fue la diputada del PAN y presidenta de la Mesa Directiva del Congreso de la Ciudad de México (CDMX), Patricia Báez quien había solicitado la protección de la polícía capitalina al Congreso de la Ciudad de México, debido a la sesión extraordinaria que se llevaría a cabo en el recinto, sin embargo intentó deslindarse de los hechos al expresar, mediante redes sociales que la mesa que preside no puede ser responsable de la actuación de los agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC).

“Como presidenta de la Mesa Directiva del Congreso CDMX siempre hemos tenido apoyo de SSC para garantizar la paz, pero no pueden ser imputables a la mesa las agresiones de hoy. Reitero mi rechazo a la violencia contra ciudadanía, alcaldesas y alcaldes electos”, escribió en su cuenta de Twitter.

Tras el choque entre policías y alcaldes electos, fue dado a conocer el oficio firmado por Báez y con fecha del 27 de agosto, en el que se solicita la presencia de la policía capitalina a su titular, Omar García Harfuch.

Y es que esta mañana varios alcaldes electos, identificados con los partidos de oposición, acudieron a la Cámara de Diputados local de la CDMX si aviso previo e intentaron acceder violentamente a la sesión extraordinaria que ahi´r se realizaba, por lo que fueron detenidos por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, provocando que algunos alcaldes resultaran levemente lastimados, esto a pesar de que bastaba solicitar su ingreso a los diputados locales de sus propios partidos, al secretario de Gobierno capitalino o a la Jefa de Gobierno de la ciudad.

“Nos hubieran echado una llamada a mí o alguno de los coordinadores y hubiéramos resuelto que pasaran los alcaldes y alcaldesas”, dijo Martí Batres, secretario de Gobierno capitalino, en videoconferencia.

A pregunta expresa de algunos periodistas que plantearon un probable acto de provocación, Batres señaló: “en este momento no quisiera adelantar ningún juicio de valor” y precisó que el gobierno capitalino revisará las diversas imágenes de lo sucedido esta mañana.

Entre los alcaldes electos que resultaron con leves lesiones, se encuentra Lía Limón, quien aparentemente recibió un golpe en la nariz que le provocó una leve hemorragia, lo cual fue ampliamente documentado en fotografías y videos, que fueron profusamente difundidos por los medios tradicionales.

A pesar de haber acudido sin cita y acompañados de una pequeña muchedumbre, la alcaldesa electa declaró que “Nosotros veníamos a dialogar de manera pacífica, en ningún momento ejercimos ningún acto de violencia, nos acercamos a la vallas, incluso en algún momento que empujaron a algún policía, dije no lo empujen. Dijimos que veníamos a dialogar de manera pacífica y esta apertura fue la agresión de un policía instruido para eso, se supone que en la Ciudad de México ya no había granaderos, esta fue la agresión de un policía, ustedes la vieron”.

Por su parte, la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México informó que los policías acusados de la agresión ya fueron identificados y que serán citados en la Dirección General de Asuntos Internos para lo que proceda.