Debido al clima de inseguridad; Ford abandona Celaya, Guanajuato: cientos cierran sus negocios

Mientras la oposición asegura que debido a las políticas de López Obrador, las empresas están “huyendo” del país; este día se da a conocer que la empresa automotriz americana Ford Montes, abandona la ciudad de Celaya en Guanajuato. Esto debido a que hace una semana, la sucursal fue baleada por presuntos delincuentes, ya que se negó a pagar una extorsión.

El ataque sucedió el pasado 19 de septiembre, contra sus instalaciones, hombres armados arribaron al lugar y abrieron fuego, causando daños a los cristales de la fachada y a algunos vehículos.

Desde el día del ataque a la fecha ya no hay automóviles en el lugar, tampoco hay movimiento comercial y los empleados refieren que se quedaron sin empleo por causa de la inseguridad que prevalece en el municipio.

Cabe destacar que hasta el momento no ha habido un pronunciamiento oficial de la concesionaria Ford Montes, pero extraoficialmente se sabe del cierre del negocio.

En la entidad, los extorsionadores se han vuelto cada vez más descarados, hace unas semanas; propietarios de tortillerías se quejaron de la inseguridad en el Ayuntamiento; posteriormente fueron atacados los locales y asesinaron a tres empleadas.

Los propietarios de los expendios de tortilla, sostuvieron que los extorsionadores piden cantidades “imposibles de pagar”. Ante esta situación, la Asociación de Industriales de la Masa y la Tortilla de Celaya han declarado que “muchos compañeros han optado por cerrar” ante las constantes extorsiones.

La inseguridad en Guanajuato es insostenible, tanto así que el presidente del Círculo de Empresarios, Jorge Rincón Maldonado, dijo que se desconoce el número exacto de cuántos negocios han cerrado por ser víctimas de la extorsión, pero es una realidad que existe y que no todos los comerciantes se animan a denunciar.

“Existen negocios que están en crisis, están cerrando sus puertas, dejando desempleados. Después de tanto esfuerzo para la creación de empleos, estos empresarios, esta gente que vive en sus casas, que está intranquila… no es justo que se tenga que ir de la ciudad, no es justo que la gente deje su negocio, no por falta de planeación, estrategia ni mal decisión, sino que sea por algo ajeno”, expresó Jesús Torres Ramos el pasado 11 de septiembre.

En el mismo sentido, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Jesús Ramos, reviró ante el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, que gran cantidad de negocios han tenido que cerrar y hay personas que se han tenido que ir de Celaya.

Con información de Sin Embargo y Periódico Correo