Contrario a lo que algunos analistas, columnistas y medios pronosticaban, este 2022 empezó sin el tan anunciado “gasolinazo”, cuyo precio llegaron a predecir llegaría hasta los 25 pesos por litro, a consecuencia del anuncio de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) de que aumentaría el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), incremento que únicamente impactó en unos pocos centavos en las gasolinas, mismo que fue absorbido por el subsidio que el gobierno otorga.

Así, el promedio nacional del precio en las gasolinas, según reporta la firma especializada PETROIntelligence, es de 20.55 pesos por litro para la regular, 22.63 pesos por litro para la premium y 22.04 pesos por litro para el diésel, revelando con esto que los únicos “gasolinazos” han sido los aplicados por unas cuantas estaciones de servicio que abusan del consumidor.

Lo anterior se comprueba con la información presentada hoy por Ricardo Sheffield, titular de la Procuraduría del Consumidor (Profeco), durante la sección “¿Quién es quién en los Precios?”, que todos los lunes se presenta dentro de la conferencia mañanera.

Luego de informar que el estímulo fiscal durante la semana del 1 al 7 de enero para la gasolina regular será de 59.40 por ciento, el funcionario dio a conocer que el precio más alto para el combustible se registró en Ciudad del Carmen, Campeche, donde se expendió a 22.59 pesos por litro, mientras el precio más bajo se presentó en la ciudad de Mérida, donde se pudo comprar a 19.90 pesos por litro.

En cuanto a la gasolina Premium, la más barata en La Paz, Baja California Sur a 21,70 pesos por litro y la más cara en Benito Juárez, Quintana Roo a 24.09 pesos el litro y por lo que respecta al diésel, el más barato se registró en Suchiapa, Chiapas a 21.75 pesos el litro y el más caro a 24.25 pesos el litro.