SinLineaMX - Live

El líder nacional del PRD, Jesús Zambrano, aseguró durante la apertura del Congreso Nacional del Sol Azteca, que el partido no consultó a los demás miembros de su organización política al unirse al famoso “Pacto por México”. Que no es más que una versión antigua de la alianza “Va por México” que aglutina a partidos de oposición como PAN, PRI y PRD.

Dijo además, que no hubo consulta interna con los órganos colegiados del partido, lo que terminó ligando al PRD en los actos de corrupción del Gobierno de Enrique Peña Nieto.

“El no haber asegurado que el PRD contara con los instrumentos suficientes para clarificar nuestra participación, lo cual permitió que esos acuerdos y reformas se proyectaran como un logro exclusivo del Gobierno de Peña Nieto y que, en consecuencia, cuando el mismo se entregó a las redes e intereses de la corrupción, lo cual terminó hundiendo su sexenio, los partidos del pacto (PAN y PRD) fuéramos colocados y vistos como parte de ese descrédito”, dijo.

Expuso además, que el partido le debe una explicación a la sociedad sobre esos hechos de tan enorme trascendencia.

“Y una explicación y reconocimiento de nuestros errores a nosotros mismos, para no volverlos a cometer, y porque todos ellos, incluida la ausencia de organización y de funcionamiento de las instancias partidarias en la mitad de los estados de la República, han sido parte de nuestra pérdida de confianza en el electorado. Debemos superar estas deficiencias y no repetir errores”, planteó.

Cabe señalar que el Partido de la Revolución Democrática inició este sábado, su 18 Congreso Nacional Ordinaria, en el cual se definirá se informó que dejará de ser un partido de ‘izquierda’, pues busca ser reconocido como ‘socialdemócrata’. Esta nueva declaración de principios, se votará este domingo.

“El PRD es un partido de izquierda socialdemócrata, que aspira a construir una nueva sociedad de ciudadanos y ciudadanas libres, en la que el progreso se base en el trabajo de la totalidad de la población, donde la prosperidad sea equitativa y eleve la calidad de vida de todas y todos”,

El líder perredista, que con esta nueva declaración de principios, el partido significa una ruptura con la herencia del viejo nacionalismo revolucionario y se identifica como una fuerza de izquierda democrática con esencia social.

“En este congreso estamos rompiendo con la herencia del viejo nacionalismo revolucionario, de corte autoritario, y el clientelismo y el corporativismo que le son consustanciales, así como con esa versión de izquierda radical, que no tiene nada de izquierda ni de democrática, hoy instalada en la conducción del País”, explicó.

“El objetivo es construir un Estado Democrático y Social de Derecho, un Estado Democrático de Bienestar”, dijo sobre la nueva cara que le quieren dar al partido.

Con información de Reforma