Como lo planteó AMLO; G-20 anuncia que suspenderán deuda de países pobres hasta 2021 por crisis de Covid

El G-20 suspenderá deuda de países pobres hasta el 2021 por pandemia del Covid-19, declara el comunicado.

A través de un comunicado, los líderes de las 20 economías más importantes del mundo, se “comprometieron a garantizar un acceso equitativo a la vacuna y no escatimar en las herramientas políticas que sean necesarias para salvaguardar la vida de las personas, los empleos, los ingresos y la economía, lo que incluye implementar la suspensión de deuda de los países con menos desarrollo hasta junio de 2021”.

En la declaratoria de los Líderes del G20, que lidera Arabia Saudita y de la que México forma parte, se leyeron 38 compromisos enfocados en salvar a las personas de la pandemia de covid-19, con una visión que ayude a que las economías puedan recuperarse.

“Subrayamos la necesidad urgente de controlar la propagación del virus, lo que es clave para apoyar la recuperación económica global. Estamos decididos a continuar utilizando todas las herramientas de política disponibles mientras sean requeridas para salvaguardar la vida de las personas, los empleos y los ingresos, apoyar la recuperación económica global, y mejorar la resiliencia del sistema financiero, al tiempo de protegernos frente a riesgos a la baja”, se lee.

Asimismo, destaca el compromiso de implementar la Iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda (DSSI, por sus siglas en inglés), incluyendo su extensión hasta junio de 2021, permitiendo a los países elegibles a la DSSI suspender los pagos de servicio de deuda bilaterales oficial. Y detallan que, hasta el 13 de noviembre de 2020, 46 países han solicitado ser beneficiarios con este programa, lo que representa un monto acumulado estimado de cinco mil 700 millones de dólares en suspensión de servicio de la deuda de 2020.

Cabe recordar que durante el discurso, ante el G20, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, solicitó perdonar la deuda a los países pobres del mundo y garantizar que los países en desarrollo puedan contratar deuda en las mismas condiciones que los países desarrollados.

La propuesta de mandatario mexicanos consta de dos partes, por un lado, que se quiten los montos de deuda y del pago del servicio de la deuda a estos países; y por el otro, “garantizar que los países de ingresos medios puedan tener acceso a créditos con tasa de interés equivalentes a las que están vigentes en países desarrollados”.

En su segunda intervención ante líderes del G-20, el mandatario mexicano explicó que en el mundo la deuda de los países ha crecido. “Si no abordamos este asunto desde ahora, en el futuro se va a convertir en otra amenaza para la estabilidad económica”, advirtió en su mensaje.

Con información de Milenio