Esta mañana, el Presidente Andrés Manuel López Obrador se refirió esta mañana durante la conferencia diaria a la investigación en curso contra 31 científicos y funcionarios del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) por parte de la Fiscalía General de la República (FGR) por supuestamente haber quebrantado al erario por 244 millones de pesos.

El mandatario señaló que los científicos y funcionarios señalados aplicaban una especie de “chantaje” al gobierno para que les fueran otorgados recursos para viajes con lujos y extravagancias, ya que gracias a sus influencias en los medios de comunicación y con la intelectualidad al servicio de los regímenes neoliberales podían presionar para que se les entregaran partidas presupuestarias.

“Ahora que hay esta polémica con los del Conacyt, tenían una asociación civil un grupo de investigadores y se iban a congresos y se les tenía que pagar del presupuesto hasta para sus lujos, y como tenían mucha influencia y buenas agarraderas y buenas relaciones con los medios y con la intelectualidad orgánica del régimen, era una especie de chantaje y se les tenían que entregar estos fondos”, aclaró.

El Jefe del Ejecutivo se lamentó que, por haber cortado los lujos y extravagancias a que estaban acostumbrados, ahora recriminen a su gobierno una supuesta falta de apoyos a la ciencia y tecnología.

El Presidente dio a conocer una carta enviada por la directora del Conacyt, la doctora María Álvarez-Buylla, donde explica lo que está sucediendo. “Es un grupo de investigadores que formaron una especie de asociación civil y que recibían dinero del Conacyt”, explicó.

“Entre 2002 y 2018 la asociación civil (la que tiene que ver con esos investigadores), recibió alrededor de 100 millones de pesos para proyectos de ciencia y tecnología y 471 millones de pesos para cubrir gastos de operación, entre los que se incluían choferes, celulares, servicios de bocadillos, salarios e impuestos de alrededor de 40 personas, comidas en restaurantes de lujo y viajes al extranjero. Así mismo, la asociación civil adquirió un inmueble de lujo en el centro de Coyoacán, con recursos que no justificó ante el Conacyt, además de que dicha asociación civil fue la instancia responsable de emitir el dictamen en 2007 que justificó las omisiones de las autoridades federales en reacción con el rescate de los cuerpos y la ampliación de investigaciones relacionadas con la mina de Pasta de Conchos”, leyó López Obrador de la mencionada carta.

A consecuencia de lo anterior, el Presidente cuestionó a la comunidad científica y a la población en general “¿el combate a la corrupción va a ser selectivo o va a ser parejo? ¿vamos a excluir a grupos, a potentados, a las élites, ya sea de la academia, de la ciencia, de la intelectualidad, a las élites económicas, o aplicamos el combate a la corrupción por parejo?”.

En respuesta a los señalamientos por parte de los señalados por la FGR y la oposición de la falta de inversión en investigación, el mandatario enfatizó que su gobierno ejerce una inversión constante en desarrollo tecnológico, lo cual ha generado importantes avances en innovación de la ciencia mexicana y que ya se ha puesto en marcha en algunos proyectos con el de desarrollo de vacunas y respiradores.

“Ahora es investigación aplicada, el Conacyt ha hecho cosas extraordinarias. Imagínense, (se hicieron) ventiladores para atender enfermos de Covid-19 en los momentos que más se necesitaba”, refirió el presidente.