SinLineaMX - Live

En un inusitado intento intervencionista, la Barra de Abogados de la ciudad de Nueva York dice “oponerse” a la investigación que el Gobierno de la República Mexicana realiza en contra del juez Juan Pablo Gómez Fierro por presuntamente haber recibido documentos falsos al conceder un amparo a la empresa Iberdrola para evitar que pague la multa por 9 mil 145 millones de pesos de pesos que le fue legalmente aplicada.

El pasado 19 de julio, el Presidente Andrés Manuel López Obrador informó que se habría abierto una investigación contra el juez Gómez Fierro por presuntamente haber recibido documentación falsa para tomar su determinación de otorgar el amparo a Iberdrola y que “Si terminamos de descubrir que se falsificaron documentos o que se usaron documentos extemporáneos vamos a proceder legalmente”, pues “eso es lo que tenemos que hacer en todos los casos, cero impunidad y no porque es un juez o magistrado o ministro o es el Presidente no se va a poder denunciar si se está afectando el interés general o se está haciendo o cometiendo una injusticia”.

Ante esto, la Barra de Abogados  de la ciudad de Nueva York, adjudicándose competencias extraterritoriales, declaró que “se opone a cualquier acción o declaración del presidente López Obrador, o sus partidarios, que interfieran indebidamente con la independencia del poder judicial en México”.

Los abogados neoyorkinos arguyen una supuesta violación a “los principios básicos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), derivada de una muy particular y muy laxa interpretación del “deber de todas las instituciones gubernamentales y de otro tipo de respetar y observar la independencia del poder judicial”, que, a todas luces, se refiere a controles internos y soberanos de cada país.

Para intentar incidir en las decisiones que solamente competen a los mexicanos, esta organización compuesta por abogados norteamericanos, pretende dictar a México la manera en que debe conducirse: “los asuntos ante ellos de manera imparcial, sobre la base de hechos y de conformidad con la ley, sin restricciones, influencias indebidas, incentivos, presiones, amenazas o injerencias, directas o indirectas, de cualquier parte o por cualquier motivo”.

Finalmente la Barra de Abogados de la Ciudad de Nueva York, solicita a las autoridades de México “respetar la independencia judicial de manera consistente con el derecho internacional y los compromisos internacionales de México”.