Aznar se burla de AMLO por solicitar que España se disculpe por atropellos durante la ‘conquista’ (VIDEO)

El ultraderechista expresidente del Gobierno español, José María Aznar, se burló este jueves del Presidente Andrés Manuel López Obrador porque éste último solicitó a la corona española que pidiera perdón por las atrocidades y el genocidio perpetrado por los invasores españoles, ya que, en concordancia con el más profundo conservadurismo ibérico, opina que el “indigenismo” representa “el nuevo comunismo”.

Este discurso retrógrado lo hemos visto recientemente entre los más notorios representantes de la ultraderecha de España, como sucedió ayer con la presidenta de la comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso y ahora con Aznar, ambos emanados del Partido Popular español e impulsados por el ultraderechista Vox.

Aznar, que durante su gobierno impuso una brutal política privatizadora neoliberal que, entre otras empresas públicas, puso en manos privadas la generación y distribución de la energía eléctrica de aquel país, lo que provocó las impagables cuotas por consumo de energía que ahora tiene que pagar el pueblo español.

Un dato de hacer notar es que, una vez terminada su administración, Aznar pasó directamente al consejo directivo de una empresa dedicada a la generación de electricidad, que fue beneficiada con la avalancha privatizadora.

“En esta época en la que se pide perdón por todo yo no voy a engrosar las filas de los que piden perdón, no lo voy a hacer”, dijo Aznar en alusión al papel histórico de España en América durante una conversación con el presidente del PP y líder de la oposición, Pablo Casado.

“Por defender la importancia histórica de la nación española, la historia de España -con sus claros y con sus oscuros, con sus aciertos y con sus errores- estoy dispuesto a sentirme muy orgulloso, pero no voy a pedir perdón”, recalcó.

El conservador Aznar, basado en el mismo discurso dictado por Vox, argumenta el “legado” español de un idioma impuesto a sangre y fuego: “Doscientos años del aniversario de la Independencia de México, enhorabuena. Y ahora me cambia usted todas las cosas y dice que España tiene que pedir perdón: ¿Y usted cómo se llama? Yo me llamo Andrés Manuel López Obrador. Andrés Por los aztecas; Manuel por parte de los mayas; López es una mezcla”, dijo en una muestra de profunda ignorancia.

Esta declaración se da como consecuencia de que hace unos días, el Jefe del Ejecutivo mexicano acusó a la corona española de soberbia al no molestarse siquiera en responder a su petición de disculpas a los pueblos originarios por los abusos cometidos durante la invasión y la colonia.

Pero hasta el Papa Francisco fue receptor de las criticas de Aznar, que se sumó a las declaraciones de la presidenta de la comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que rechazó el ofrecimiento de disculpas que, por escrito, envió a México por los pecados cometidos por la Iglesia durante la evangelización en la invasión y colonización de América.

Al igual que prácticamente toda la ultraderecha española, Aznar asegura que “el nuevo comunismo allí (refiriéndose a Latinoamérica) se llama indigenismo”, que advirtió “sólo puede ir contra España” y, con enorme estulticia agrega que no se muestra lo mismo “contra Estados Unidos”, a lo que suma una declaración de retrógrado colonialismo al aseverar que los indígenas fueron “protegidos por las leyes españolas e indias”.

Por su parte, el profundamente conservador líder del Partido Popular español, Pablo Casado, declaró que “La hispanidad nos tiene que enorgullecer a pesar de esa leyenda negra de la cultura de la cancelación, de esa estupidez actual con el revisionismo histórico”, y agrega con arrogancia que “después de Grecia y Roma la nación más importante de la historia en cuanto a la contribución a todos los demás países”.