SinLineaMX - Live

Al ser cuestionado durante la conferencia mañanera, sobre sus impresiones sobre lo ocurrido ayer domingo en la Cámara de Diputados con la discusión y votación en el Pleno de San Lázaro de la Reforma Eléctrica que, aún cuando fué mayoritariamente aceptada por 275 diputados, contra 223 que la rechazaron, no alcanzó las dos terceras partes de legisladores a favor, necesarias para una modificación constitucional, el Presidente Andrés Manuel López Obrador calificó lo ocurrido como “un acto de traición a México”.

El mandatario señaló que, al rechazar la iniciativa, que tenía por objeto fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y garantizar que la energía eléctrica fuera considerada un derecho humano, los diputados que votaron en contra se evidenciaron como defensores de las empresas privadas extranjeras, a quienes solamente buscan el lucro y no el bien común.

“Considero que ayer se cometió un acto de traición a México por parte de un grupo de legisladores, que en vez de defender los intereses del pueblo de la nación, en vez de defender lo público, se convirtieron en francos defensores de empresas extranjeras que se dedican a robar”, dijo.

El presidente señaló que los diputados de la oposición respaldaron a los saqueadores, lo cual es muy lamentable, pero no es extraño, pues tal como ha sucedido antes, “los conservadores siempre han ido al extranjero y apoyado los intereses extranjeros en contra del interés nacional”.

Sin embargo y a pesar del revés sufrido ayer, con la declaración de constitucionalidad de la Ley de la Industria Eléctrica quedó garantizado el abasto y precio, por lo que envió la noche de ayer domingo la iniciativa de reforma a la Ley Minera, que protegerá los intereses de la Nación al declarar el litio como mineral estratégico y, por lo tanto, propiedad de todos los mexicanos, negando toda posibilidad de explotación del metal por particulares.