SinLineaMX - Live

En un paso más que desmonta el mito de los “beneficios” al privatizar bienes y servicios primordiales para la población, el gobierno francés anuncia su intención de nacionalizar el gigante de la generación eléctrica EDF, de la cual el estado de ese país aún conserva el 84 por ciento de las acciones de uno de los mayores productores de electricidad del mundo.

Y es que, debido a las sanciones que la Unión Europea ha aplicado a Rusia por el conflicto con Ucrania, los habitantes de los países que la conforman han sufrido una inhumana escalada de precios del gas y la electricidad, principalmente, lo que ha provocado una profunda crisis regional.

Y es en este contexto que la Primera Ministra Elisabeth Borne señaló que “Debemos tener control total sobre nuestra producción y rendimiento de electricidad”, pues “Debemos asegurar nuestra soberanía frente a las consecuencias de la guerra y los colosales desafíos por venir… Por eso les confirmo la intención del Estado de poseer el 100 por ciento del capital de EDF”.

Pero Francia enfrentará con esta acción una serie de nuevos retos, ya que EDF gestiona la considerable flota de reactores nucleares de Francia, los cuales tienen severos problemas técnicos, años de retraso en la actualización y requerirán miles de millones del presupuesto para su rehabilitación.

Borne expuso sus principales prioridades a la Asamblea Nacional el miércoles después de las elecciones parlamentarias del mes pasado, mismas donde perdió la mayoría el presidente Emmanuel Macron, con lo que tuvo que reorganizar su gabinete y a solicitar al nuevo gobierno que “se mantenga firme” en su posición ante el conflicto entre Ucrania y Rusia, que fué precisamente lo que llevó a ese país a verse obligado a nacionalizar EDF.