SinLineaMX - Live

A raíz de que los diputados de oposición votaran en bloque y bajo evidente consigna, pues esgrimieron todos los mismos argumentos falaces, en contra de la Reforma Eléctrica, la enorme mayoría de la población se encargó de hacer patente su repudio, calificándolos como “traidores a la patria”.

Al respecto, los diputados de la oposición no dudaron en levantar su queja en la Cámara de Diputados, acusando a los legisladores de la alianza Juntos Haremos Historia, de haber “orquestado una campaña de difamación”, y victimizándose argumentando un supuesto “ataque” y de “ponerlos en riesgo”.

Ante tales acusaciones, los diputados de la cuarta transformación negaron participación alguna en las reacciones de la ciudadanía y solicitando a opositores que se hicieran cargo de las consecuencias de sus actos, sin embargo, en lugar de ello, los legisladores de los partidos Acción Nacional, Revolucionario Institucional, de la Revolución Democrática, Movimiento Ciudadano y hasta uno del Verde Ecologista, quien es señalado por haber votado en contra de la citada Reforma, elevaron el tono de la dilución, provocando así un enfrentamiento verbal.

Así, por ejemplo, el líder de los diputados de Acción Nacional (PAN), Jorge Romero, acusó de que “Hemos recibido cientos de amenazas, agresiones y vandalizaciones” contra diputados y oficinas”.

Ante la escalada en las hostilidades, la presidenta en turno de la mesa, Karla Yuritzi Almazán, de Morena, decidió levantar la sesión y convocar a una nueva hasta el martes 26 de abril, para así dar tiempo a que serenaran los ánimos.

Sin embargo, las acusaciones, sin evidencia alguna en la mayoría de los casos, continuaron por parte de los diputados opositores a la actual administración, como Jorge Triana, quien amenazó con interponer una demanda “por daño moral”, Jorge Romero, que pide un “cese inmediato al discurso de odio de Morena”, Jorge Álvarez Máynez, que escribió en Twitter que “Qué bueno que hoy la sociedad no está siguiendo la sesión de la Cámara de Diputados. Ha sido tristemente vergonzosa. Infame”.

Y mientras tanto, muchos otros continuaban burlándose de Morena y de la ciudadanía, como el líder del PRI, Alejandro Moreno, quien escribió en su cuenta de Twitter que “¡No te cansas de hacer el ridículo, Mario Delgado! La oposición y la sociedad civil les pusimos la paliza de sus vidas. Defendimos el futuro de México y ustedes pasaron a la historia con la vergüenza de ser la primera iniciativa del Ejecutivo sin los votos para ser aprobada”.

O como la diputada Mary Jóse Gamboa, que al denunciar en redes un supuesto asalto, intentó acusar, obviamente sin evidencia alguna, a Morena por haber orquestado el percance por, asegura, haber emitido su voto en contra de la Reforma Eléctrica.