SinLineaMX - Live

Debido a que algunas personas adquirieron terrenos por donde pasará el Tren Maya, con la idea de hacer un gran negocio cobrándolos a precios exorbitantes y por encima del avalúo, el Presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió que se podría recurrir a la figura de la expropiación.

El mandatario explicó que, aunque ya se tiene liberado el 98 por ciento de los mil 500 kilómetros de derecho de vía necesarios, un pequeño grupo de empresarios abusivos adquirieron los terrenos restantes, pensando equivocadamente que podrían presionar al gobierno para cobrarlos a precios muy elevados, amenazando incluso con procesos jurídicos.

“Muchas gracias de todo corazón a las comunidades, a los ejidos, y ojalá recapaciten los que están pensando que van a ponernos contra la pared, que, como faltan esos pequeños tramos, nos van a chantajear y les vamos a dar todo el dinero que piden”, señaló el titular del Ejecutivo Federal.

“Que no se hagan ilusiones, porque antes no se recurría a la expropiación pública, para el neoliberal era un sacrilegio poner por delante el interés público, para nosotros no. Por encima del interés particular está el interés de la nación, entonces nos vamos a procedimientos legales”, agregó el Presidente.

Y para evitar las triquiñuelas de “abogados huizacheros” que, con tácticas dilatorias pretendan alargar los juicios, López Obrador señaló que pedirán al Poder Judicial que resuelva rápido cualquier procedimiento legal que inicie su gobierno.

En cuanto a los grupos supuestamente ambientalistas que se oponen a la construcción del Tren Maya, el mandatario expresó que, si bien algunos de ellos son en verdad activistas de buena fe, éstos no cuentan con información completa y veraz, pero que la mayoría de los opositores son oportunistas y mercenarios que se manifiestan a cambio de intereses económicos.

“Nosotros tenemos que seguir adelante. Es muy claro que la gente apoya esta obra, que es en beneficio del sureste, una de las regiones más abandonadas del país. Durante el periodo neoliberal, el norte creció cuatro por ciento, en promedio; el centro dos por ciento y el sur sureste cero”, dijo.