Aliados de Trump rechazan aranceles a México; bancada republicana no apoya esta medida

Según diversos medios, un grupo de senadores del Partido Republicano se reunieron con funcionarios de la administración del actual gobierno en la Casa Blanca, con el fin de discutir el tema de los aranceles contra México. Los senadores amenazaron con crear un frente unido en la Cámara Alta para frenar la cruzada contra México.

Donald Trump señaló este martes desde la capital del Reino Unido que los aranceles del 5% contra México “probablemente” van. Esta imposición afectaría de manera muy directa y rápida las economías de muchos estados afines al presidente, como Texas y Arizona.

El mandatario dijo que usaría la ley de emergencias nacionales para imponer los nuevos aranceles contra México.

Ni el líder de los senadores republicanos Mitch McConnell, quien siempre se ha alineado a los deseos del mandatario, apoya esta vez al presidente y puntualizó: “no hay mucho apoyo en mi bancada para los aranceles, eso es seguro”. Añadió que durante la reunión de hoy se discutió casi exclusivamente el tema de la declaratoria de emergencia.

Por su parte, el senador republicano Ron Johnson, dijo que “la administración debería estar más preocupada sobre otro voto de desaprobación de otra emergencia nacional”. “Los aranceles no son populares en la bancada republicana”.

Carin Zissis, editora en jefe de la Americas Society/Council of the Americas, recordó que Trump está entrando a la campaña para reelegirse y que la economía es una de las ventajas que tiene el mandatario rumbo a la elección de 2020. “Para Trump eso es muy importante y los aranceles tendrían un impacto negativo grande en la economía”.

Otro senador muy cercano al presidente, el senador Kevin Cramer, advirtió que hasta 20 de sus colegas de partido podrían votar contra la declaratoria presidencial. Incluso recomendó a sus colegas en el Congreso que se acercaran a los funcionarios mexicanos, como el canciller Ebrard, para detener la catástrofe económica.

Mitt Romney, ex candidato presidencial republicano y senador por Massachussets, expresó que no apoyaba la imposición arancelaria “a amigos como México” y que no votaría a favor de castigar a una nación amiga.
La mañana del martes Trump, señaló que no creía que los senadores de su partido fueran a oponerse a su medida arancelaria. “Sería tonto”.

Para Zissis existe el factor migración que podría detener la embestida comercial de Trump, ya que explicó que en verano hay menos gente cruzando la frontera. “El presidente podría decir en unas semanas que los números están bajando, y quizás antes de que llegue julio, diga si eleva los aranceles al 10% o no, los detenga. Él no habló de una cifra exacta, podría decir que su medida funcionó y detener la escalada arancelaria”.

La especialista agregó que: “Hay muchos críticos de la carta de AMLO o de la delegación de Ebrard, que llegó un viernes por la noche, pero estamos viendo un mensaje más suave por parte de Trump. Tal vez en tres horas se enoja y manda otro tuit, pero estamos viendo un cambio en el discurso de Trump, más suavidad. México está en una posición muy difícil. Tienen que proteger la economía mexicana. Lo que yo veo es que están intentando moverse de manera muy cautelosa”.

Con información de La Política Online.