Consciente de que su voto en contra de la Reforma Eléctrica impulsada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, tendría un severo costo político para su partido que se traduciría en la menor votación a su favor en la historia del Partido Revolucionario Institucional (PRI).
El líder nacional de ese partido, Alejandro Moreno, pretende que se posponga la discusión de la citada reforma hasta después de las elecciones de 2022.

Moreno toma como pretexto las declaraciones que el presidente nacional de Morena, Mario Delgado, expresó como parte de la sana contienda entre partidos, acerca de que “Le vamos a ganar Hidalgo y le vamos a ganar Oaxaca en el 2022, y le vamos a ganar Coahuila y el Estado de México en 2023: o sea, nos va a tocar desaparecer al PRI del mapa político de México”.

Ante esto, el priista dijo en conferencia de prensa que “Seguimos en la apertura y en la discusión siempre en Parlamento Abierto, pero nosotros no vamos a discutir ni un tema que no sea después del proceso electoral. Eso es porque tiene una posición que no construye, una posición que es egoísta, que es egocéntrica, que verdaderamente falta a cualquier compromiso”.

En una actitud que pretende desconocer que los líderes de todos los partidos han hecho declaraciones muy similares en contra de sus adversarios políticos, el líder nacional del PRI señaló que el partido que está en el gobierno debe siempre convocar al diálogo y a la construcción de consensos, pero con sus declaraciones, Mario Delgado cierra el diálogo con los partidos de oposición, principalmente con el PRI.

“No ayuda a nada (Delgado con sus declaraciones) en la construcción de acuerdos y consenso para que a México le pueda ir bien. Lo único que hace Mario es cerrar la puerta al diálogo con nosotros, porque es una falta de respeto (…) Ellos plantearon, no sé en acuerdo con quién, que iban a ver si la mandaban a abril”, dijo el dirigente priísta.

“Y hoy, como dicen, tengan con su reforma energética, porque la vamos a discutir después de junio”, sentenció, para a continuación parafrasear a López Obrador: “tengan para que aprendan”.

“Morena es una vergüenza y una tragedia para este país y ha quedado claro que no tiene ni la capacidad ni el talento político para construir acuerdos y consensos en la cámara de Diputados”, agregó.