SinLineaMX - Live

Con la idea de frenar la evasión fiscal en los países sedes de la empresas, se acordó durante la Cumbre del G20 imponer un impuesto adicional de 15 por ciento como mínimo, en los lugares de origen, para los corporativos que se beneficien de tasas más bajas por trasladar sus capitales a los llamados “paraísos fiscales”.

Luego de la aprobación formal, que se reflejaría en la declaración final el domingo, cada país aplicaría el impuesto mínimo por su cuenta, pues en la economía digital y global de hoy, los beneficios pueden provenir de intangibles como los derechos de autor y las marcas registradas, que se pueden trasferir fácilmente a países que aplican impuestos cercanos a cero para atraer ingresos que de otro modo no tendrían.

En la primera sesión plenaria, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, resaltó la medida como una acción conjunta de la comunidad global en favor de la justa redistribución de la riqueza, aunque queda la duda sobre la disposición del Congreso de los Estados Unidos para aplicar una medida como esta a las más de dos mil multinacionales de las que ese país es sede, que representan el 28 por ciento del total de empresas globales.

Con información de Político Mx