Una vez más, a la oposición le pasa por encima la locomotora de la REALIDAD.
La tan cacareada marcha fifí de este domingo, donde se dejaría ver con toda su fuerza el “músculo” conservador, termina en un nuevo fracaso.

Los mismos videos que publican los haters reaccionarios en redes sociales y las mejores tomas que aparecen el los medios de comunicación, controlados por el poder conservador, dan cuenta de un evento en la Ciudad de México, que no rebasa los 10,000 asistentes, en el mejor de los casos.

Diez mil personas que en su mayoría, no son representantes de la sociedad mexicana.
Ahí estuvieron panistas, priistas, perredistas, representantes de la Sociedad Civil, S. A. de C. V., y un número de acarreados, aún no cuantificado.

Hace apenas unas semanas, el Grupo Firme, reunió sin mayor esfuerzo, a 280,000 personas en el zócalo capitalino.
Las marchas anteriores de FRENA, por parte de la oposición, reunieron a un número de participantes similar al que vimos el día de hoy.
Pero este fracaso conservador, tiene un distintivo particular. Claudio X González echó toda la carne al asador, prometiendo que el acto opositor de este día, convocaría a un buen número de ciudadanos, en las principales ciudades del país.

Hasta las dos de la tarde de hoy, no hay imágenes que den cuenta de los prometidos actos masivos de solidaridad con el INE. No se dieron. La gente no asistió a los eventos, convocados por los representantes de la oposición.

Las marchas reaccionarias fueron un total fracaso, aunque los pregoneros a sueldo de Claudio X González, se empeñen en presentarlas como un triunfo, lo que a todas luces es falso.

Marietto Ponce, un hater u odiador a sueldo en Twitter, queriendo disfrazar la derrota, señala que en el país, el número de participantes en las marchas, alcanzó la cifra de un millón de personas.

Se inventa una cifra cualquiera, intentando salir del amargo paso. Pero no tiene conciencia de lo que dice.

Si un circuito de marchas convocadas a nivel nacional, solo puede reunir a un millón de ciudadanos, la derrota conservadora se reafirma. Por el presidente López Obrador salieron a votar en el 2018, 30 millones de mexicanos.

Si el “músculo” reaccionario solo puede reunir a ese millón de personas, es evidente que Claudio X González y su gente, nada tienen que hacer en 2024. La aplanadora de Morena les pasará por encima con suma facilidad.

No funcionó la campaña pagada y desplegada en medios de comunicación y redes sociales, por Claudio X González y su gente.
La credibilidad en el INE está por los suelos. Son muy pocos quienes lo defienden.

Este fracaso es mayúsculo y tiene repercusión inmediata, porque deja sin parque alguno a la oposición.

Apostaron toda su credibilidad a las marchas. Aseguraron durante semanas, que el poder de convocatoria del sector social conservador, estaría a la vista de todos este domingo.

Y efectivamente, nos damos cuenta del tamaño del “músculo” reaccionario. Una fuerza reducida. Una credibilidad en sus banderas que solo es compartida por su pequeño grupo de incondicionales en redes sociales y en la prensa vendida.

Pasó lo que tenía que suceder. La fuerza que aparentan los profesionales del engaño en las plataformas digitales, es ficticia. Enormes granjas de bots, son pagadas para dar la impresión de que miles de ciudadanos están a favor de la causa reaccionaria.

Pero al pasar al terreno de los hechos, al enfrentar la realidad, nos damos cuenta de que esto no es así. La oposición es débil y carece de respaldo ciudadano verdadero.
Una marcha de 10,000 asistentes, es pequeña y ridícula en la Ciudad de México, cuando la convocan todos los partidos políticos opositores y los empresarios más prominentes en el país. Un evento nacional que no presenta imágenes de varias ciudades con plazas abarrotadas, o medianamente llenas, no puede ser calificado como victoria.

El presidente López Obrador, en su casa en Chiapas, festejó el día de hoy su cumpleaños, en compañía de su familia. A las mismas dos de la tarde de hoy, cuando como se dijo, no hay imágenes que confirmen actos masivos de apoyo al INE en ciudades importantes del país, las visitas al tuit donde el presidente agradece a la gente sus felicitaciones por la conmemoración de su nacimiento, supera los 18,000 ME GUSTA.

Sin salir de su casa. Sin mover un dedo, con un solo mensaje de pocas palabras, el presidente logra convocar a más ciudadanos, que la marcha fifí en la capital del país.
El Monumento a la Revolución da cuenta de una derrota más de las fuerzas reaccionarias.

Mejor escenario, elegido por los propios derrotados, no podía darse.

Ya no tienen tiempo, ni tienen parque para levantarse de esta derrota.

Intentarán seguir engañándose en redes sociales, pensando que así convencen al Pueblo de México, de que todo va viento en popa.
Pero la realidad los ubicará de nueva cuenta, cuando se den las elecciones en Coahuila y el Estado de México, el año entrante.
Y más aún, en la elección presidencial del 2024, donde nada tienen que hacer.

Por su parte el INE, queda a merced de lo que decidan los congresistas en las Cámaras de Diputados y Senadores, en las próximas semanas.
No hubo Pueblo que respaldara la permanencia de un INE corrupto y sin cambio alguno, tal y como lo están solicitando quienes se beneficiaron del fraude electoral en el pasado.

Diez mil manifestantes no hacen una mayoría representativa, que pueda incidir en las decisiones que se tomen en el Congreso de la Unión.
Esta derrota opositora significa para la oposición, la pérdida de su única tabla de salvación, para no ver desaparecer a sus viejos partidos políticos en 2024.

Un INE reestructurado y saneado, significa la desaparición del PRI, PAN y PRD en varios estados del país y algunos de manera definitiva. Se acabó el fraude.

La fiesta opositora por la marcha de hoy, es la tragicomedia de quienes se saben derrotados, pero aún esperan el milagro de última hora.
Diez mil abandonados a los que el Pueblo no hizo caso el día de hoy y que escondiendo lagrimas y rabia, hablan de un triunfo imaginario, tan alejado de la realidad, como su intención de recuperar el poder en el 2024.
Hay Cuarta Transformación para rato.

No hubo “músculo y sí derrota.

Feliz cumpleaños, señor presidente. Sin novedad en el frente.

Malthus Gamba